Temas Especiales

22 de May de 2022

  • Javier Cuevas McPherson

Columnistas

Juventud sin constitución y sin participación en la sociedad

Han pasado ya 47 años desde nuestra última constitución y con ella un sinfín de historias, tanto positivas como negativa en nuestro país.

La juventud en Panamá juega un rol muy importante, ya que en ella se encuentra el timón de la historia para darle la dirección correcta a nuestro país.

Han pasado ya 47 años desde nuestra última constitución y con ella un sinfín de historias, tanto positivas como negativa en nuestro país.

Un ciclo histórico en la evolución científica y el salto inminente de la tecnología en este nuevo siglo nos lleva a la amplia información mundial, en donde es limitada a diferentes sectores de nuestra sociedad y dentro nuestros planes educativos, generando un déficit en los estudiantes en general y creando planes para privatizar nuestro sistema público educativo.

Es por ello que nos preocupa nuestro futuro y nuestra participación como miembros de la sociedad dentro de los diferentes sectores que nos corresponde como estudiantes o como profesionales, ya que ha sido secuestrada por quienes no piensan ni creen en el relevo generacional.

Dentro de la política vemos cómo se distribuyen en una misma persona varias postulaciones de cargos con su corregimiento y su circuito, opacando nuevos aspirantes a base de clientelismo y las ayudas que comprometen al votante dentro de las mismas campañas y las consecuencias de estas influencias al momento de votar.

Es momento no solo de darle un espacio a la juventud, sino de que ella también participe en una nueva constitución, ya sea constituyente sin apellido o una constituyente originaria, donde su representación mayoritaria le corresponda a los sectores menos favorecido a la sociedad.

No podemos limitarnos solo a una modificación en la Constitución quitando lo malo, dejando lo bueno; pues, existen vicios dentro de la misma que son reflejados en los casos de corrupción donde dan impunidad a cierto sector privilegiado de la sociedad y dentro de estas también fueros especiales a los que malversan fondos del Estado, sacados de nuestros ingresos que con mucho sacrificio trabajamos día tras día.

La juventud dice: ¡Iremos por una CONSTITUYENTE!

ESTUDIANTE DE LA FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS, UP.