Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Avatar del Lisímaco Jacinto López y López

Lisímaco Jacinto López y López

Columnistas

Las Sociedades Bolivarianas

La primera Sociedad Bolivariana que se fundó fue la de Colombia en 1924

La Sociedades Bolivarianas fueron fundada para propugna el conocimiento de la vida y la obra del Libertador Simón Bolívar; mantiene el culto y exaltación de los principios que inspiran la emancipación de los pueblos de América; aspirar a que la forma de Gobierno de nuestros Estados sea siempre republicana y democrática, así como también al entendimiento y comprensión entre las naciones y pueblos, particularmente de aquellos de origen bolivariano, sobre las bases de libertad, justicia y fraternidad, sustentadas por Bolívar y los Héroes de las gestas libertarias.

La primera Sociedad Bolivariana que se fundó fue la de Colombia en 1924.

Con las mismas intenciones en 1926, la Sociedad Bolivariana del Ecuador; en 1927 la del Perú; en 1929 la de Panamá, que cumplimos 90 años; en 1936 la de Bolivia y en 1938 la de Venezuela.

Una de las asociaciones más prestigiosas de Panamá es la Sociedad Bolivariana. Los intelectuales que la integran ingresaron a esta entidad motivados por lo que significó la figura de Simón Bolívar en América Latina. Los valores y principios que propugnó el Libertador se reflejan en los estatutos de la Sociedad Bolivariana de Panamá.

El conglomerado istmeño, en casi todos los hogares se lucía, con cívico fervor o una pequeña estatua de mesa, o un busto de repisa, o un hermoso cuadro del héroe, al óleo, colgado en parte principal, para sentir allí la presencia vivificante del Libertador y el estimulante impulso hacia los horizontes de la libertad y de la unión fraternal.

No fue sino hasta el clásico día 20 de julio, en 1929, cuando por sugestión del ilustre historiógrafo y destacado hombre público colombiano, doctor Eduardo Posada, representante de Colombia en el Congreso conmemorativo de 1826, decidió don Nicolás Victoria J., panameño no menos erudito que el Dr. Posada, hacer convocatoria —como lo anota el profesor e historiador don Ernesto J. Castillero Reyes en su hermoso estudio sobre las Bodas de Plata de la Sociedad— para la creación de la Sociedad Bolivariana de Panamá, a semejanza de las que estaban ya establecidas en Colombia y en Venezuela. Y, con un nutrido grupo de intelectuales, devotos de la rutilante fama del héroe epónimo y de su gloria inmarcesible, quedó instalada en dicha fecha, en el Aula Máxima del Instituto Nacional, o ‘Nido de Águilas', como lo distinguiera el preclaro panameño don Guillermo Andreve, quedó fundada, digo, nuestra laboriosa Sociedad Bolivariana, donde brilla con inextinguibles fulgores de libertad y de dignidad la antorcha orientadora de la fraternidad hispanoamericana y de la consolidación continental.

El Acta de Fundación es del tenor siguiente:

‘En la ciudad de Panamá a los veinte días del mes de junio de mil novecientos veinte y nueve, se reunieron en la Sala de Actos del Instituto Nacional, por invitación del señor don Nicolás Victoria Jaén, a efecto de considerar la conveniencia de fundar la Sociedad Bolivariana de nuestra República, 52 ciudadanos. Otros 31 se excusaron de asistir, pero manifestaron que aceptaban formar parte.

— El señor Victoria leyó un discurso en el cual trazó magistralmente la silueta espiritual del Libertador y expuso las razones que, cree en su concepto, obligan la instalación en nuestro país de una sociedad similar a las ya existentes en las demás Repúblicas Bolivarianas, cuya más alta filialidad sea alentar por cuantos medios estén al alcance, los nobilísimos ideales de Bolívar.

El señor Victoria fue calurosamente aplaudido por su disertación y luego electo presidente provisional para que dirigiera el debate.

Abierta la sesión, el Dr. Manuel A. Carvajal pidió la palabra para hacer la siguiente proposición:

Declárase fundada la Sociedad Bolivariana de Panamá;

Adóptanse provisionalmente los estatutos de la Sociedad Bolivariana de Colombia, y de acuerdo con éstos, procédase a la elección de la junta directiva, con el siguiente personal:

Un presidente, primero y segundo vicepresidentes, secretario de actas, secretario de correspondencia, tesorero, bibliotecario, consultor jurídico y siete vocales.

La junta directiva elegida estudiará y propondrá a la Sociedad el proyecto definitivo de sus estatutos.

La anterior proposición fue aprobada y de conformidad se procedió a la elección de la Junta Directiva, la cual quedó integrada así:

Presidente: Don Nicolás Victoria Jaén

Primer Vice-Presidente: Don Narciso Garay

Segundo Vice-Presidente: Don José de la Cruz Herrera

Secretario de Actas: Don Catalino Arrocha Graell

Secretario de Correspondencia: Don Víctor Florencio Goítia

Tesorero; Don Enrique A. Jiménez

Bibliotecario: Don Enrique José Arce

Consultor Jurídico: Don Julio J. Fábrega

Vocales: Don José Dolores Moscote, Luis de Roux, Samuel Lewis, Alejandro Tapia E., Demetrio Porras, Nicanor Villalaz, y don José María Pinilla U.

La Asamblea de socios declaró electa por mayoría la Junta Directiva mencionada. La sesión terminó a las once y treinta minutos pasado meridiano.

En sus NOVENTA AÑOS de fundada, la Sociedad Bolivariana de Panamá ha contado con catorce (14) presidentes que le han dado lustre y honor:

Nicolás Victoria Jaén

José de la Cruz Herrera

Ernesto J. Castillero Reyes

John de Pool

Benito Reyes Testa

José Edgardo Lefevre

Manuel Roy Castillo

José Agustín Reyes Geenzier

Aníbal Illueca Sibauste

José Salvador Muñoz

Oydén Ortega Durán

Luis Barletta Arce

Rafael Candanedo A.

Alfredo Oranges Bustos

MIEMBRO DE LA SOCIEDAD BOLIVARIANA DE PANAMÁ.