Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Irving R. Díaz H.

Columnistas

Desarrollo educativo: más que playas

El “Proyecto de Playa” muy publicitado para el Distrito Capital tiene por finalidad promover el turismo. Llama la atención este proyecto por su alto costo anunciado por el Alcalde José Luis Fábrega y por el riesgo de fracasar, por la elevación paulatina del nivel del mar debido al cambio climático y a la continua contaminación de las aguas de la bahía.

Pudiera pensarse que si a los panameños se les solicitara ideas de proyectos alternativos, podrían ponerse en evidencia otras ideas mejores que esta que, además de cumplir con los requisitos de mejorar la educación y el turismo, promoverían la interacción de los ciudadanos con su naturaleza y con su historia y con el concepto de sostenibilidad ambiental.

Estos criterios se pueden aplicar para generar empleos de calidad en búsqueda de una internalización del orgullo nacional. Nuestro país tiene la posibilidad, con un importante kilometraje de costas, de desarrollar y ocupar el ambiente marino de diversas maneras.

En mi humilde opinión, señalo sólo dos de estas ideas de proyectos, esperando que otros ciudadanos añadan otras nuevas y mejores:

1.- La construcción de un galeón español de los tiempos de Vasco Nuñez de Balboa, con maderas producidas en Panamá, para ubicarlo en el mar frente a la Torre de Panamá La Vieja. Esto implicaría la construcción de un muelle a una distancia prudente de la Torre y en donde el buque pueda flotar con marea seca. La idea del galeón consistiría en visitarlo por parte de estudiantes y turistas y entender sus componentes y funciones. Quizás la Escuela de Marinos de Panamá podría sacarle el mayor provecho. Funcionarios de Educación, turismo y seguridad deberán encargarse de este proyecto en la fase de operación.

2.- Construcción de un Acuario rodeado de mar con aguas limpias y transparentes en la cinta costera, en donde niños, adolescentes y adultos, tanto nacionales como extranjeros, puedan observar de primera mano algunos de los ejemplares más conspicuos de la fauna marina panameña, que habría que conservar por sus funciones y atractivos naturales. Uno de los objetivos del proyecto sería tomar conciencia del daño que la sobrepesca ha infringido a los recursos pesqueros del golfo de Panamá.

Estas ideas de proyectos podrían ser desarrollados y promovidos por el gobierno nacional y local, por inversiones público-privadas o privadas.

Simplifico este escrito pensando en la necesidad de que las entidades nacionales y universidades puedan participar, si fuera del caso, en distintas etapas de estos y otros proyectos, aparte de determinar su viabilidad social, económica y ambiental.

Para finalizar deseo enfatizar en la necesidad de la participación activa de las Fundaciones relacionadas con la conservación del ambiente natural e histórico de nuestro país en la generación de nuevas ideas que mejoren las playas ya existentes y en algo más que nuevas playas, por Panamá.

Escritor