Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Avatar del Guillermo A. Cochez

Guillermo A. Cochez

Columnistas

Las consecuencias de no dar el ejemplo

Para que la gente acepte ajustes, como lo que hoy se proponen en el Seguro y en el IDAAN, los gobernantes deben dar el ejemplo. Ejemplo de sobriedad; de nombrar los mejores; de no seguir con el relajito de los notarios y de los cónsules; de no gobernar solo para su partido...

Anuncian que tendrán que aumentar las cuotas del seguro social y la edad de jubilación: los números no dan. Igual advertencia de posibles aumentos del costo del agua hace el IDAAN: hay muchos que no pagan costo del agua y están muy mal sus números. No tardarán en decirnos que, porque la planilla estatal ha aumentado desorbitadamente, tendrán que subirnos el impuesto al consumo (ITBMS) del 7 al 10% porque las finanzas públicas, el gobierno de Varela las dejó hechas un verdadero “desastre”.

Cuando en 1982 sacaron a Aristides Royo como presidente de Panamá, había sido “electo” en 1978 en la famosa Asamblea de los 505, a los pocos días explotó el escándalo de la Caja de Seguro Social. La dirigía el pediatra Abraham Saied, familiar del general Torrijos y aspirante presidencial del PRD. Se descubrió que se habían perdido entre 200 a 300 millones de dólares en la realización de un monumental plan de construcción de viviendas que no se construyeron y donde estaba metida una gran aseguradora (Internacional) y hasta un hermano del fallecido general. Pasaron los años y, además del poco tiempo que pasaron en la cárcel Saied y otros ejecutivos del Seguro, poco se hizo. Si se recuperó algo, fue muy escaso. No nos podemos olvidar de aquello.

Sin ejemplos concretos, lastimosamente, y este gobierno debe saberlo así, no le podrán pedir más sacrificios al pueblo, siempre el que más perjuicio sufre las cag…. de los poderosos.

Hoy, a casi cuarenta años de ese robo, el Seguro sigue mal, diríamos que peor. ¿Por qué? A pesar de toda su enorme riqueza por las cuotas que recibe cada mes, siguió siendo un botín de quienes están en el poder. Continuaron nombrando gente a cambio de apoyos políticos, tal como confirmó la exdiputada Rosa Canto de Arraiján del PRD en una entrevista, señalando que el gobierno Varela gestionó que al presidente de su partido, Benicio Robinson, le nombraran en buenas posiciones a gente de su entorno, incluyendo a su hijo como sub director legal de la CSS. Siguieron las mafias de la medicina y los insumos médicos haciendo de las suyas perjudicando las finanzas de la institución y haciendo cada vez más mediocre el servicio que reciben los asegurados. Peor aún, los servicios del Seguro siguieron su proceso de deterioro, carencias y atraso en todo.

Siguió el despilfarro por donde uno viera, apuntando a los más de 400 millones dados por el PAN a diputados durante el gobierno de Martinelli donde nunca se rindió cuenta alguna y nunca investigó Contraloría, y siguiendo con las exageradas planillas legislativas facilitadas por Varela para comprar lealtades, denunciadas por mí repetidamente, pero ignoradas por el Contralor Humbert que, en sus sueños de ser presidente, no quería pelearse con ningún diputado. Pareciera que todo ha seguido igual.

A los nuevos diputados no les dieron 40 o 50 mil dólares en planillas, pero los contentaron con 20 mil para cada uno, que ya es demasiado, y sabrá Dios con cuántos nombramientos y otras cosas más. A pesar de todo lo que ha salido en los VarelaLeaks, no se ha visto que el actual gobierno haya hecho mayores denuncias de lo descubierto en el gobierno anterior y que debe ser mucho, para haber encontrado las finanzas hechas un “desastre” como se ha dicho, lo que aún no nos han demostrado por qué aseveran eso. Ahora nos dicen que al que agarren pidiendo coimas, lo destituyen. ¿O es qué todavía eso no ha pasado en este gobierno?

Para que la gente acepte ajustes, como lo que hoy se proponen en el Seguro y en el IDAAN, los gobernantes deben dar el ejemplo. Ejemplo de sobriedad; de nombrar los mejores; de no seguir con el relajito de los notarios y de los cónsules; de no gobernar solo para su partido; de no hacer nombramientos innecesarios; de corregir entuertos dejados por los anteriores; de no interferir con la justicia; de exigir transparencia en el pago de impuestos de los que más tienen y que más facilidades encuentran para evadir lo que deben pagar. En fin, con ese permanente ejemplo que debe irradiar a toda la Administración Pública, comenzando por quien sea el presidente de la República, como regamos las plantas para que estás se alimenten y crezcan.

Sin ejemplos concretos, lastimosamente, y este gobierno debe saberlo así, no le podrán pedir más sacrificios al pueblo, siempre el que más perjuicio sufre las cag…. de los poderosos.

Abogado, político y diplomático