Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Irving R. Díaz H.

Columnistas

Crisis de agua en el lago Gatún

Este es un tema de alta complejidad, que en esta oportunidad se trata de modo muy resumido. Todas las familias istmeñas debemos estar conscientes acerca de la crisis de agua, evidenciada en el lago Gatún, producto de la variabilidad climática existente que afecta la cuenca del canal y a nuestro país por el calentamiento global.

Este es un tema de alta complejidad, que en esta oportunidad se trata de modo muy resumido. Todas las familias istmeñas debemos estar conscientes acerca de la crisis de agua, evidenciada en el lago Gatún, producto de la variabilidad climática existente que afecta la cuenca del canal y a nuestro país por el calentamiento global.

La disminución de la precipitación pluvial en Panamá fue anunciada por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático de Naciones Unidas desde ya hace varios años y en el 2019 la lluvia anual alcanzó a disminuir en un 20 % por debajo de la cifra esperada para el recorrido normal de los buques por nuestra vía acuática.

De acuerdo con información pública, para el 6 de enero de 2020 el nivel del lago Gatún había bajado un metro por debajo de su máximo nivel. De allí la pregunta ¿de dónde provienen las pérdidas?

Las potabilizadoras del Idaan contabilizan poco más de 40 % de pérdidas de agua por conducción, pero uno de los temas más importantes que atender es el excesivo consumo de agua per cápita, estimado en cerca de 400 litros diarios. El consumo total seguirá aumentando en la medida en que la población aumente en la zona de las rutas. Razonable sería bajar este consumo a 200 litros por persona lo más pronto que sea posible; unos cuantos años adelante y corregir las pérdidas por conducción, ya que el número de potabilizadoras va en aumento.

De acuerdo con la ACP la evaporación del lago Gatún es de 400 millones de metros cúbicos. Esta es una enorme cantidad de agua. Esta pérdida y otras podrían reducirse con la derivación de agua de las presas de Bayano y del río Indio contempladas por la ACP.

Sin embargo, ¿será esta solución funcional a largo plazo, con tendencias contrapuestas de mayor población y consumo de agua frente a una disminución continua de la oferta natural de agua?

El cambio climático no solo afecta la zona de las rutas, sino todo el país. El tema es más complejo. Se requiere un ordenamiento urbano concentrado y una educación e información pública orientadas al ahorro y al respeto y rescate del ambiente natural, buscando que el ecosistema terrestre de la cuenca y su entorno almacene más agua que pueda disponerse en la época seca.

Revisando la literatura se encontraron algunas respuestas a la pérdida de agua por evaporación entre las cuales están el uso del alcohol esteárico, cubiertas de papel, entramado de acero inoxidable flotante y cubierto por una alfombra, las bolas-sombra y uso de paneles solares.

Si se ponen a flotar paneles solares sobre el lago para sustituir entre el 40 % y el 50 % de la energía que el Idaan utiliza, se podría ahorrar gran cantidad de energía y agua en beneficio del Idaan y de la ACP.

Es importante que la población de nuestro país esté consciente y actúe conforme la crisis de agua existente, que no tiene visos de ser pasajera.