Temas Especiales

29 de May de 2020

Raúl A. López Andrea

Columnistas

Contagiemos emociones saludables

“El que vive en armonía consigo mismo, vive en armonía con el universo”, Marco Aurelio

Hace unos meses celebrábamos la Navidad, lo cual generalmente reúne a la familia como parte de una fecha muy significativa para compartir, oramos por el nacimiento del Niño Jesús, salimos de compras, adornamos la casa, muchos ponemos el Nacimiento y el arbolito, se realiza una cena y celebración familiar, entre otras tradiciones. Una semana después recibimos el nuevo año 2020, con mucha alegría, promesas, planes y proyectos, lo cual siempre está enfocado en 365 días, para este año por ser bisiesto 366 días de fe y esperanza, confiando que sería mucho mejor que el anterior.

Permíteme decirte que eso no ha cambiado, este 2020 todavía puede ser mejor que el año anterior. ¿Sabes por qué?, por el simple hecho que de nosotros depende cómo enfrentar las diferentes situaciones que se nos presentan.

Como país, sociedad y mundo entero, estamos viviendo una pandemia denominada COVID-19, la cual ha afectado principalmente la salud física de las personas contagiadas por el virus, al igual que a los demás que viven en la zozobra para evitar el contagio. Las Autoridades de Salud nos han pedido cooperar como sociedad solicitando “Quedarse en Casa”, para minimizar los focos de contagio; el Sistema Educativo ha propuesto en todos los niveles el uso de la tecnología para la educación a distancia; mientras que las entidades gubernamentales y privadas, también han implementado medidas de seguridad para mantener el mayor número de personas en sus hogares.

Como seres integrales “Bio-Psico-Social-Espirituales, debemos ver esta situación de forma Holística, como un “Todo”, es decir que el COVID-19, está haciendo cambios en nuestra salud física, psicológica y emocional, relaciones sociales, valores y creencias.

Dicho esto, queremos invitarte a poner en práctica tu capacidad de adaptación, flexibilidad, iniciativa y creatividad, lo cual nos permita que en cada momento vivido “Contagiemos Emociones Saludables”: hagamos un espacio para revisar proyectos y propósitos de vida; reinventemos estilo de vida personal, familiar, profesional y laboral; compartamos conversaciones positivas y optimistas; evitemos contaminarnos de informaciones negativas y poco confiables; volvamos a la esencia de la familia, compartiendo momentos agradables; comuniquémonos más, reunámonos a comer en familia dentro del hogar; apoyemos en los estudios y deberes escolares a nuestros hijos, manteniendo comunicación permanente con los docentes; juguemos, inventemos y descubramos más de nuestros seres amados; volvamos a enamorarnos como pareja, encontrando propósitos comunes; y, logremos compartir con nuestros adultos mayores esas historias con enseñanzas familiares que a ellos les gusta contarnos.

Psicólogo, decano de la Facultad de Psicología de Columbus University.