Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Viviane M. Macías

Columnistas

Ganar-Ganar

La crisis, según Albert Einstein, “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progreso.

La crisis, según Albert Einstein, “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progreso. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nacen la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis, se supera así mismo sin quedar “superado” …”.

Se piensa que para crear un impacto positivo en las empresas y en los Gobiernos primero tenemos que convencer a los escépticos de que el mundo necesita un cambio.

Despertamos en la sexta semana de cuarentena total, causada por un virus que nos ha abierto los ojos. Ha hecho evidente una crisis de salud, dejando al descubierto hospitales con bajos recursos y sistemas de salud frágiles, donde el 75 % de personas de los países menos desarrollados no tienen acceso a jabón y agua (cifra obtenida del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas - PDNU). Evidenciando también una crisis social por venir, el PDNU estableció las siguientes cifras, que los países menos desarrollados tienen expectativas de pérdida de ingresos de más de $220 mil millones de dólares, además ya existe el 55 % de la población mundial sin acceso a protección social y los efectos de la pandemia impactarán la educación, derechos humanos y en los casos más severos, impactará la seguridad alimenticia.

Dicho esto, concluyo que esta pandemia es la prueba que algunos necesitaban para aceptar la necesidad de un cambio. Este es un momento para invitar a los líderes de las empresas a innovar y crecer por medio de una economía de valor compartido. Michael E. Porter, director del Instituto de Estrategia y Competitividad de la Escuela de Negocios de Harvard, publicó en “Harvard Business Review” un artículo con el título “Creando valor compartido” y sintetiza que las decisiones que aportan beneficios a la sociedad aportan innovación y crecimiento económico a las empresas.

En estos momentos las empresas deben enfocarse en identificar su producto ofrecido y entender que parte de su cadena pueden agregar valor a las necesidades humanas, abordando directamente los problemas sociales relacionados con su industria y estrategia. Esto no se refiere a que deben buscar mejorar su reputación haciendo donaciones o voluntariados, a pesar de ser grandes iniciativas, esto se refiere a crear una ventaja competitiva para el negocio, un diferenciador para su marca.

Por ejemplo, las instituciones financieras pueden crear instrumentos de inversión sostenible para apoyar a empresas que van a aportar al medio ambiente y/o a la sociedad y las empresas de comida pueden enfocarse en proveer una mejor nutrición a la población.

Un ejemplo más preciso, Nespresso, división de Nestlé, ha expandido su negocio y vende café “premium”. Nespresso compra su café en África y Latinoamérica, donde se encontraban con agricultores envueltos en un ciclo de baja productividad, baja calidad y degradación ambiental que limitaba el volumen de producción. Nestlé estableció un plan para garantizar a los agricultores préstamos bancarios, ayudarlos a asegurar plantaciones, pesticidas, fertilizantes y proveer recomendaciones. Adicionalmente, estableció facilidades locales para medir la calidad del café y así Nespresso pagaría un precio premium por granos de café de mejor calidad. Esto ayudó a que los agricultores mejoren su calidad, incrementen su productividad por hectárea e incrementen sus ingresos, Nespresso se aseguró de tener una cadena de logística confiable y así crecer su negocio y sus ingresos.

La oportunidad no está en que las empresas tengan que compartir su pedazo de pastel con los participantes y pierdan dinero, sino en que las empresas puedan agregar valor y así tener un pastel con pedazos más grandes para cada participante: Ganar-Ganar.

Los invito a que se sumen a las empresas líderes, como Nestlé, que de una crisis han podido innovar y crecer, reimaginar una estrategia a largo plazo, identificar en qué parte de su cadena pueden agregar valor a la sociedad y crecer el negocio. Esto no es caridad y ser buenos, esto es de tomar una gran oportunidad para crear valor compartido para la sociedad y para el negocio, esto es una oportunidad para hacer lo correcto.

Banca de Inversión, MMG Bank Corporation.