17 de Sep de 2021

Avatar del Víctor Corcoba Herrero

Víctor Corcoba Herrero

Columnistas

Reducir brechas (II)

“Expandir el acceso a la conectividad y a los recursos educativos digitales, es un esfuerzo al que todos debemos ayudar, favoreciendo su uso positivo”

Ojalá salgamos de nuestro egoísmo y el instinto de comunicación vaya más allá del significado de las nuevas tecnologías, respetando y haciendo considerar el valor y la valía de toda cultura. No me gustan esas imágenes que nos degradan, que alientan y alimentan el odio y la venganza, que fomentan la intolerancia y envilecen la belleza y la intimidad o que esclaviza a los más débiles e indefensos. Tampoco es de recibo ese progreso tecnológico desigual, que excluye descaradamente, y que conduce a otra barbarie más dictada por la ley del poderoso. Por lo tanto, convencidos de que el bien colectivo no puede desmembrarse del avance personal del individuo, es menester repensar sobre ese progreso tecnológico, que debe ir acompañado de una moral que favorezca el pleno desarrollo de toda la humanidad, de la persona en relación consigo mismo y los demás, así como con el hábitat que le circunda.

En cualquier caso, hemos de reconocer que al instante en que el COVID-19 echó raíces en el planeta, el acceso a las tecnologías digitales se convirtió, de manera instantánea, en uno de los determinantes más significativo del bienestar ciudadano. De ahí, lo fundamental que es un consenso entre países para asumir la necesaria tarea de una digitalización como una de las más primordiales prelaciones a llevar a cabo, con vistas a futuras epidemias. Expandir el acceso a la conectividad y a los recursos educativos digitales, es un esfuerzo al que todos debemos ayudar, favoreciendo su uso positivo. Al fin y al cabo, todos somos compañeros de ruta, necesitando el apoyo unos de otros. A propósito, pienso en esa red que utiliza la familia para estar más conectada entre sí, y luego cuando se halla en la mesa también sabe mirarse a los ojos, entonces el recurso ha valido la pena. Lo mismo sucede con la nueva era de teletrabajo, cuestión acelerada con la pandemia, poniendo de manifiesto que equilibrar la aparente libertad de la flexibilidad de la fuerza laboral con la necesidad de mejorar la productividad, verdaderamente es todo un desafío para reconsiderar. Está visto, que el mundo se nos queda chico ante el crecimiento de las plataformas digitales, que por una parte conlleva oportunidades, pero también genera problemas para los trabajadores y las empresas, lo que requiere además la necesidad de un razonamiento global y de un entendimiento conjunto.

Escritor