30 de Nov de 2021

Columnistas

La 'Iguana pedasieña'

“[…] se aumentó el número máximo de personas que pudieran entrar a la isla los días festivos o feriados a 500 y 350 en días regulares […]”

Desde que iniciamos nuestra etapa “democrática”, Panamá apostó al turismo, para promover el desarrollo nacional. Lamentablemente, la otrora “industria sin chimenea”, durante su depredación del área costera, en la mayoría de sus desarrollos, no ha tenido la previsión de incorporar a las comunidades costeras, dentro de sus planes. En la mayoría de los casos, por las buenas o casi siempre por las malas (amenazas, abogados, etc.), han desplazado a los residentes y/o dependientes tradicionales de esas costas, sin que haya un “Dios te guarde” que los proteja.

Hace unos días, la comunidad pedasieña recibió la triste noticia sobre la reducción radical y desconsiderada de la cantidad de personas que podían ingresar a isla Iguana diariamente, por parte de la Dirección de Áreas Protegidas y Biodiversidad de MiAmbiente.

Sin consultar a la comunidad de lancheros, de aproximadamente 70 botes, que diariamente se dedican a transportar a las personas a la isla, trabajo con el cual redondean su sustento familiar, se les comunicó que el máximo de personas por día para isla Iguana sería de 350.

Como era de esperarse, la medida inconsulta trajo de inmediato una respuesta por parte de la comunidad, que sintió afectado su modo de vida, liderizada por la Asociación de Pescadores Pedasieños Unidos, el alcalde del distrito de Pedasí, Licdo. Miguel Batista, y el M. Sc. Marcos Díaz, quien por años fue investigador de esta área protegida.

Gracias a Dios, el clamor de la comunidad, en esta ocasión, fue escuchado por el ministro del Ambiente, Milcíades Concepción, quien, junto con su equipo de trabajo, recibió a la delegación de Pedasí, el lunes 18 de octubre, para discutir el tema, con el fin de llegar a un consenso, el cual no se afectará “el pan” de los pedasieños y se conservará el ambiente en isla Iguana.

Luego de un período durante el cual se discutieron diversos aspectos relacionados con la medida, necesidades de la comunidad, historial de visitas, características ambientales de la isla, análisis de estudios preliminares, normas de bioseguridad existentes por la COVID-19, etc., se lograron establecer conclusiones salomónicas (como debe ser cuando se discuten los problemas buscando un bien común) de mutuo beneficio.

Básicamente, se aumentó el número máximo de personas que pudieran entrar a la isla los días festivos o feriados a 500 y 350 en días regulares, tomando en cuenta: el estado de emergencia sanitaria, las necesidades de comunidad pedasieña y las limitaciones ambientales de la isla. Números que se mantendrán inalterables, hasta que se realice un trabajo de campo serio, sobre la capacidad de carga turística para isla Iguana. Adicionalmente, se estableció una revisión de lo acordado, a inicios del 2022, entre enero y febrero.

Como miembro de la comunidad marino-costera panameña, agradecemos y aplaudimos lo actuado; ya que esto nos demuestra que se pueden llegar a soluciones justas y beneficiosas para todos, cuando la comunidad es escuchada por las autoridades y las autoridades en su función de gestores positivos, acogen dichas necesidades, para producir beneficios mutuos.

Docente

***