30 de Nov de 2021

Columnistas

Rendición de cuentas, CSS - 2021

“Este informe habla de institucionalidad, cuando en este periodo hemos tenido varios directores en diversas unidades ejecutoras, de manera que no podrá haber madurez organizacional, […]”

Este informe, sin lugar a duda, nos presenta un escenario distinto a lo que percibimos los asegurados, que nos sentimos insatisfechos por los servicios que recibimos, por la falta de medicamentos, por la mora quirúrgica, por los cuestionados actos de la CSS, que han reflejado falta de transparencia, a pesar de que el informe hace referencia con frecuencia a este valor.

Para tratar de entender el mensaje de este informe, dentro de la psicología social y relaciones personales, utilizaremos la ventana de Johari, que explica de alguna forma el posicionamiento del comunicador.

En primer lugar, el comunicador se encuentra en el área libre, donde expresa sus conocimientos, experiencias, pensamientos y emociones y aquí trata de proyectarse de la mejor forma. Es común encontrar adjetivos superlativos, donde nos tratan de decir que está haciendo más de lo que corresponde. Por ejemplo, el valor de la transparencia se utiliza con frecuencia, a sabiendas de los múltiples actos de la institución que han sido cuestionados por falta de transparencia.

En segundo lugar, deviene el área oculta, aquí el comunicador se guarda la información que él conoce, pero que no expone a los demás. Aquí están los rasgos de la personalidad, que no conviene hacerlos públicos, porque entrarían en contradicción con el mensaje que se desea transmitir en el área abierta.

En el tercer cuadrante, está el área ciega, aquellos rasgos que desconocemos de nuestra personalidad, pero que sí conocen los otros. Al no poder controlar todo lo que hacemos, hay algo que se esconde y que solo desde fuera se puede descubrir. Es lógico que, si todo está controlado, sería una operación perfecta y nada se sabría. La famosa licitación de los 168 millones de balboas, se hicieron tantas cosas al margen de la Ley, que su trascendencia se dio, pero se les escaparon algunos detalles.

En el cuarto y último cuadrante, está el área desconocida, que incluye lo que desconocemos de nosotros mismos y que también desconocen los demás. Esta área es riesgosa, porque se puede asumir una distinta a la que trata de transmitir en el área libre y las consecuencias son impredecibles.

A veces no entendemos por qué un director destituye, sin causas aparentes, a un colaborador inmediato, cuando en su discurso habla del respeto a los recursos humanos y no se cansa de decir lo importantes que son.

Lo que se plantea en este informe, nos da la impresión de que los asegurados vivimos en un mundo diferente, hablamos de un sentido participativo de un plan estratégico, cuando la primera versión nace de un discurso del director, donde termina diciendo que es un especialista en planes estratégicos. Pareciera que alguien le advirtió que eso no puede formar parte de un plan estratégico y además hacían falta algunos elementos que luego se incluyeron y se cambió el orden de los ejes estratégicos, pero en el fondo está la misma información del documento del Dr. Lau.

Este informe habla de institucionalidad, cuando en este periodo hemos tenido varios directores en diversas unidades ejecutoras, de manera que no podrá haber madurez organizacional, cuando los directores son cambiados con frecuencia.

Este informe, como para agregarle una cerecita al pastel, tiene errores de ortografía, redacción y sintaxis, que deja entrever la mediocridad de quienes lo prepararon.

Especialista en Seguridad Social.

***