Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Columnistas

Desarrollo sostenible y calentamiento global

“¿Cómo gobernar un país en democracia con el cambio climático como amenaza mundial? Sin duda, se requiere un gran compromiso con la educación nacional […]”

En 1988, el informe de Brundtland definió el Desarrollo Sostenible como “aquel que atiende las necesidades del presente, sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones para alcanzar las suyas”.

Existen preguntas básicas que habrá que hacerse para mejorar el entendimiento de este tema. Por ejemplo, cuántas personas están bien informadas acerca de las causas y consecuencias del cambio climático, a pesar de que hemos experimentado inundaciones y sequías en épocas y sitios distintos de los normales, y con mayor frecuencia e intensidad, desde 1950 cuando existían 2500 millones de personas en el mundo hasta ahora con 7600millones, con una población tres veces mayor. La proyección de la población mundial para 2025 es de 8000 millones y de 10000 millones para 2050. Hoy día, 1200 millones de personas sufren por la escasez de agua. Otros 2500 millones no cuentan con sanidad básica y servicios gubernamentales de salud. Y otros mil millones de pescadores artesanales sufren con sus familias, debido a la acidificación y el calentamiento de los océanos y a la sobrepesca.

¿Cómo estamos los panameños? Es necesario evitar acostumbrarse a los cambios paulatinos. Solo basta recordar que el cambio climático es similar a una olla con agua que comienza a calentarse, sin posibilidades de retorno a la posición inicial de la temperatura. Las externalidades negativas debidas al “Business as Usual” continuarán por décadas, aún a pesar de que las Emisiones de CO2eq puedan disminuir, debido a su larga vida en la atmósfera. Esto significa que seguirán las olas de calor, incendios de los montes y bosques, inundaciones y sequías con las características ya descritas, o empeoradas, ya que la tasa de reducciones es menor que la tasa de emisiones. Además, están documentados el derretimiento de los polos y el aumento del nivel del mar. La humanidad solo cuenta con poco más de un par de décadas para revertir esta tendencia, según Naciones Unidas.

Para acelerar el proceso de reducción de emisiones, se requiere impulsar un nuevo portafolio de tecnologías, tanto para la agricultura diversificada, buscando el autoconsumo nacional, manejo de cuencas hidrográficas, así como impulso a las energías renovables, incluyendo reforestación masiva con fines de rehabilitación de tierras degradadas, fijación de CO2 y producción de biomasa, con la ventaja social de generar nuevos empleos.

Debe añadirse el uso de ferrocarriles para transporte de mercancías y de pasajeros, Panamá vía Chiriquí, y Bayano vía Panamá. Deben incorporarse motores eléctricos en camiones y buses con los debidos incentivos para viabilizar económicamente el proyecto incluyendo la capacitación de trabajadores. Y, finalmente promover el uso de vehículos eléctricos en sustitución de los motores de combustión interna.

¿Cómo gobernar un país en democracia con el cambio climático como amenaza mundial? Sin duda, se requiere un gran compromiso con la educación nacional en escuelas, universidades y comunidades, y una visión centrada en la GENTE para combatir la desigualdad extrema.

Un gran compromiso con la educación incluye mejorar el sistema memorístico prevaleciente con un sistema basado en la creatividad, que incluya los temas de innovación del futuro, y la crítica y la autocrítica constructivas, para superar la gran mayoría de los conocimientos anquilosados en el pasado, ya superado. Es la juventud, independiente de su edad cronológica, con la fuerza moral necesaria para mantener el sistema democrático y motivada por la necesidad de cambio, la que debe liderar el progreso del país en el futuro.

(*) Ingeniero forestal (Universidad Nacional de Colombia, Medellín), graduado con honores, Msc Recreation Resources (Colorado States University, EUA).