03 de Oct de 2022

Columnistas

Situación de la literatura panameña actual

Con la aparición de la pandemia de la covid-19 también surgieron muchos nuevos creadores con talento en la literatura en Panamá, tanto en cantidad como en calidad

La literatura panameña ha ido multiplicándose admirablemente desde la aparición de la pandemia, tanto en cantidad como en calidad; lo cual no quiere decir que todas las nuevas obras publicadas —libros de cuentos, poesía, novela (en ese orden)— sean de tesitura sobresaliente. Pero no cabe duda que han ido surgiendo nuevos creadores de talento y dedicación sobresaliente, dignos de encomio y estímulo; y no pocas son mujeres. Asimismo, también es cierto que algunos escritores forjados en el Siglo XX continúan produciendo en lo que va del presente siglo, como era de esperarse, salvo situaciones de fuerza mayor.

Sin duda, el encierro y aislamiento que supuso la desmedida y peligrosa expansión de la covid durante los últimos dos años contribuyó a que se diera ese proceso de reconcentración y despliegue imaginativo que la expansión artística en soledad suele necesitar para producir sus mejores frutos. Si bien en todas las artes no es necesariamente así, en los procesos sinuosos de la creación literaria sí que lo es. Dicho obligado aislamiento dio frutos en el quehacer de unos pocos autores forjados en el siglo pasado, quienes en buena medida ya tienen hecha una obra sobresaliente, pero sobre todo en no pocos nuevos creadores, independientemente de su edad. Lo anterior es fácilmente demostrable a la luz de una cuidadosa investigación de los nuevos libros publicados entre 2020 y lo que va del 2022.

Entre 2020 y lo que va del 2022, la mayoría de las publicaciones son cuentos siendo el género más cultivado y de mayor fortuna artística en el país.

Está claro que el género más cultivado en Panamá, y el de mayor fortuna artística, es el cuento. Siempre ha sido así, aunque ahora más que nunca. Y sobre todo con las mujeres: solamente en relación con la producción de sus libros de cuentos de calidad dados a conocer en lo que va del siglo actual, en mi antología “Ofertorio (Secuencias y Consecuencias)”, publicada a finales de 2021, seleccioné material de 44 de ellas. A mi juicio, algunos de los nombres más destacados son: Melanie Taylor, Danae Brugiati Boussounis, Beatriz Valdés, Cheri Lewis, Nicolle Alzamora Candanedo, Isabel Herrera de Taylor, Lucy Cristina Chau, Olga de Obaldía, Isabel Burgos, Gilza Córdoba, Enithzabel Castrellón, Ela Urriola, María Laura De Piano, Rosalba Morán Tejeira, Gloriela Carles Lombana, Arabelle Jaramillo, Katia Malo, Klenya Morales de Bárcena, Annabel Miguelena, Vilma Calderón, Zary Alleyne, Lissete Lanuza Sáenz, Marisín Reina, Sonia Ehlers, Doris Sánchez de Polanco, Aileen Brown Solís y Melissa Sáchez Salazar, entre otras. Y vienen de publicar sus primeros libros de cuentos de calidad en el siglo pasado y lo siguen haciendo en el actual: Griselda López y Giovanna Benedetti.

Asimismo, entre los cuentistas varones notables surgidos en el Siglo XXI cabe mencionar a Bolívar Aparicio, Pedro Crenes Castro, Eduardo Jaspe Lescure, Gonzalo Menéndez Gonzalez, Eduardo Soto, Gerado Bósquez, Iglesias, Dionisio Guerra, Marco Ponce Adroher, Luigi Lescure, Héctor Collado, Dennis Smith, Gorka Lasa, Enrique Jaramillo Barnes, entre otros; y a Justo Arroyo, Félix Armando Quirós Tejeira, Claudio de Castro, Ernesto Endara y Enrique Jaramillo Levi, cuya trayectoria como sólidos cultores de ficción breve empieza en el siglo XX y continúa en el presente.

Entre los novelistas que se dieron a conocer por su talento en el siglo pasado y que han seguido escribiendo y publicando con brío y calidad en el actual habría sin duda que mencionar a Rogelio Guerra Ávila, quien por su talento acapara todos los premios que se dan en Panamá en ese género. También Osvaldo Reyes, con sus obras de intriga de corte policial; y el siempre talentoso Juan David Morgan, con sus novelas de corte histórico; los dos últimos prácticamente publican una novela nueva por año. Otros novelistas que publican en el Siglo XX y luego en el actual, son: Jorge Laguna Navas, Rafael Pernett y Morales, Ramón Fonseca Mora, Juan Antonio Gómez, Luis Pulido Ritter y Javier Riba Peñalba.

En el siglo XXI aparecen varios nuevos novelistas: Rose Marie Tapia C, Mauro Zúñiga, Rosa María Tapia, Ramón Francisco Jurado, y muy recientemente Raisa Calderón del Real. Por otra parte, Maritza López-Lasso, Carlos Fong, Eduardo Soto, Dimitrios Gianareas, Basilio Dobras, María Laura de Piano, Héctor Aquiles González, Alex Mariscal, Pedro Crenes Castro y Moisés Pascual solo han publicado una novela en lo que va del presente.

El aislamiento por la expansión de la covid durante los últimos dos años contribuyó al despliegue imaginativo que la expansión artística suele necesitar.

Entre los poetas que aparecen en el Siglo XXI hay que mencionar a Javier Alvarado, Lucy Cristina Chau, Javier Romero, Salvador Medina Barahona, Eyra Harbar, Porfirio Salazar, Edilberto González Trejos, Ela Urriola, Melitón Robles Esquina, Jaiko Jiménez Caín, Magdalena Camacho Lemieszek, David Ng, Mar Alzamora-Rivera, Gorka Lasa, Alessandra Monterrey Santiago, Corina Rueda Borrero y Julia Aguilera, entre otros. Y Manuel Orestes Nieto, acaso el de mayor prestigio, publica libros en ambos siglos, al igual que lo hacen Sydia Candenado de Zúñiga y Moisés Pascual.

Dos grandes cultores del cuento y la novela fallecen en años recientes: Enrique Chuez (1934-2021) y Ariel Barría Alvarado (1959-2021), y dos años antes Rey Barría (1951-2019), excelente minicuentista.

Se trata apenas de un rápido recuento de la actualidad literaria de Panamá, que espero le sea útil tanto a profesores y alumnos de Español, como a los propios colegas escritores, quienes lamentablemente no siempre están al día en el devenir cotidiano de nuestras letras, de las cuales somos parte.

Escritor, promotor cultural, editor y profesor universitario jubilado