• 22/12/2023 10:28

La Inteligencia artificial (IA) y la humanidad

Lo que hoy se entiende como IA se basa en redes neuronales artificiales y se inspira en el funcionamiento de las neuronas humanas

DW Español me hace reflexionar sobre la Inteligencia Artificial y la humanidad, porque durante miles de años la respuesta fue sencilla, éramos la corona de la creación, solo nosotros los seres humanos podíamos crear arte, hablar entre nosotros, jugar al ajedrez, lanzar bombas o aspirar el piso, pero eso se acabó las inteligencias artificiales y los robots nos están quitando el protagonismo, se están convirtiendo en mejores artistas, amigos y hasta mejores ‘personas’.

Hay robots que pueden calcular, hablar, bailar y si hay necesidad pueden hasta destruir a la humanidad.

Tobías Herre (autor y administrador de sistemas) afirma que conoció a una profesora que decía que podíamos programar la computadora como quisiéramos, pero que estas nunca serían más listas que nosotros, Herre pensaba que esto podía ser posible en ciertos ámbitos, sabía que podía programar un juego de ajedrez contra el que perdería y eso ya contradecía las afirmaciones de la profesora. Sin embargo, un programa de ajedrez solo es un idiota especializado en una única tarea.

Fabian Navarro (escritor y programador) enseña a las máquinas a escribir poesías y cuentos de diversas temáticas, esto trae un desempleo más, él piensa que ese es un trabajo que se le puede dejar a las máquinas.

Una máquina conectada a un plotter puede crear arte, los computadores de antes estaban lejísimo de lo que se conoce ahora como IA. Creamos arte mirándolo, nosotros somos los creativos, cada uno ve su propia obra de arte, basta con verla y que esta imagen cree un sentimiento en cada ser humano.

Lo que hoy se entiende como IA se basa en redes neuronales artificiales y se inspira en el funcionamiento de las neuronas humanas. Las redes neuronales también pueden entrenarse para producir imágenes, buscan y generan patrones, hay informáticos que dicen que esto no tiene nada que ver con la IA, dicen que todo esto es big data y estadística.

Como si nosotros lo sacáramos todo de la inspiración libre de toda influencia, se puede decir que los humanos también usamos una base de datos cuando creamos, llamamos a nuestra base de datos inspiración o modelo, las computadoras también pueden ser creativas.

Si el arte proviene del talento y de la voluntad, las computadoras son herramientas. Les das una palabra y arrojan una página entera de texto. Una computadora no tiene que ser inteligente, solo tiene que fingir.

Llegaremos a un punto donde no sabremos si estamos hablando con un humano o con una máquina, alégrense de hablar con alguien, los robots solo responden de forma óptima a los intereses de los usuarios, quizá pronto habrá personas que solo quieran interactuar con sistemas artificiales porque es mucho más fácil, los robots tienen la capacidad de saber siempre qué hacer, no te contradicen y tampoco te hacen enojar, si el usuario lo solicita se programan ciertas cosas negativas como ponerse celosos de amigos, se programan con caprichos y defectos para que parezcan humanos, estos sistemas pueden reconocer emociones por su expresión facial y por la voz.

Eso es genial, podemos compartir con nuestros robots los problemas y no permitimos de esta manera que nos agobiemos mutuamente, reservamos para nuestros amigos humanos las cosas bonitas.

Robots en la asistencia médica, no se trata de robots cuidadores, sino robots que ayudan a cuidar, realizando tareas sencillas como traer objetos, abrir puertas, ayudan a alguien a levantarse de la cama, para que así las personas puedan vivir solas manteniendo su autonomía.

Como sustituto en la atención humana, un robot, no siente dolor, puedes empujarlo, darle patada, encerrarlo, ponerle música alta, no sufren si lo insultas, no les pasa nada, no se hieren, no se van, un humano estaría realmente mal cuando hacemos estas cosas afectan nuestro carácter moral. ¿Qué crees que prefiere un encamado de 70 años? Que lo asista en la limpieza diaria una jovencita de 23 años o un robot.

Nos hace humanos nuestra forma en la que ejercemos nuestras capacidades morales, nosotros creamos las obras de artes, nuestras comunicaciones se basan en mucha empatía, la moral fundamenta cada una de nuestras acciones, cuando comprobamos los límites que tiene una máquina en la vida cotidiana, nos damos cuenta de lo fantásticos que somos los humanos, cada día tenemos más claro que los humanos somos una máquina fantástica, la fantástica máquina humana, que creó la fantástica máquina robot, que supera a los humanos en algunas áreas, es decir nos superamos a nosotros mismos y superarse uno mismo es algo realmente bueno.

Solo tenemos que aprender a lidiar con ello, todos deberíamos saber que es la IA, que se puede hacer con ella y a donde nos puede llevar.

La autora es docente universitaria.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus