• 22/01/2015 01:00

Nuevas relaciones, menos confrontaciones

Cuba, por su parte, está dando muestras de que ha tomado en serio las relaciones diplomáticas pronto a iniciarse en la mesa de negociaciones

Todo parece indicar que la decisión del Presidente Barack Obama de dar el paso de encaminarse a nuevas relaciones con Cuba, van en la dirección de que queden en el pasado viejas confrontaciones entre los dos países, en que a Cuba le asiste la razón de que ha sufrido un bloqueo por más de 50 años, situación calamitosa que aún persiste mientras no desaparezcan una serie de obstáculos por la tozudez del sector más conservador de los Estados Unidos.

Esas medidas antihumanas contra el pueblo cubano fue porque se vio precisado a derribar por medio de una revolución armada la tiranía de Fulgencio Batista, cuyos favoritos se instalaron en Miami y desde allí no han parado en una conspiración constante, ejemplo de ella fue la denuncia de los cinco Héroes desde sitios claves del territorio estadounidense, de la que fue informado el propio gobierno norteamericano, mediante el FBI y en represalia por tanta elevada labor pacifista y humanitaria fueron enjuiciados y condenados unos a dobles cadenas perpetuas y los otros a largas penas, afortunadamente los giros que han tomado los acontecimientos han permitido que gocen de libertad y puedan convivir nuevamente con sus familiares con el reconocimiento calurosos de su pueblo.

Cuba, por su parte, está dando muestras de que ha tomado en serio las relaciones diplomáticas pronto a iniciarse en la mesa de negociaciones, entre esas medidas ha puesto en libertad algunos presos que cumplían largas condenas por haber infringido el orden jurídico y desde luego las autoridades cubanas están en su derecho de mantener sobre los indultados alguna vigilancia que establece el Código Penal de ese país, a fin de establecer que no incurrirán en nuevos delitos. Esta medida de seguridad no ha de recaer sobre todos los indultados, sino sobre aquellos que han demostrado mayor peligrosidad y pretendan volver a sus viejas andadas al margen de la ley. Esto no debe entenderse, a mi modo de ver, que Cuba no desea por su parte ser más flexible sobre los indultados.

Es de esperarse que de ahora en adelante existan mayores aportes para que el distanciamiento que por más de medio siglo han mantenido ambos gobiernos desaparezca como lo deduzco de las propias opiniones del presidente Raúl Castro, cuando está de por medio una nueva era de entendimientos. Todo paso que contribuya a pacificar los conflictos entre los pueblos y gobiernos, lo encuentro sumamente saludable y es el mejor tributo a la inteligencia y a la razón. Un ejemplo que puedo dar como panameño que ama con todo el corazón a este país en que he nacido, es que nuestras diferencias con los Estados Unidos por razón del colonialismo que nos impusieron con motivo de la construcción del Canal, nos mantuvo en constante confrontación con los Estados Unidos en que siempre estallaron agrias manifestaciones contra las fuerzas de ocupación, pero esas causas de conflictos desaparecieron afortunadamente con la firma de los Tratados Torrijos-Carter, en que el General Torrijos con buen tino hizo posible junto al Presidente Carter. Me resta decir que miro con muchas esperanzas estas nuevas relaciones de Estados Unidas y Cuba.

ABOGADO Y PERIODISTA

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus