• 24/08/2023 00:00

Propuesta sobre capacidad operativa del Canal

“Si lo que se desea es no restringir el actual y futuro tránsito de buques por nuestro canal, la respuesta está en la cercana e inagotable agua del mar”

Lo difícil fue la construcción del Canal, decidir sobre el tipo de circuito hidráulico que llenará las esclusas es solo un detalle.

La cantidad actual de agua dulce, proporcionada por el río Chagres y afluentes, ya no excede con creces el volumen de agua que se utilizaba a principios del siglo pasado. Si a esa demanda le sumamos el efecto de ebullición global, resultará tan colapsado el volumen de agua aportado en la cuenca del río Chagres, que no quedará agua que vertir, ni siquiera para generar en las hidroeléctricas ubicadas en ambos extremos del Canal; su existencia no tendría sentido por falta de agua.

Trataré de ser lo más directo, resumido y sencillo en este artículo, que lleva como único fin aportar al mejor desempeño de la obra insignia del país: el Canal de Panamá.

1. Se instalarían sistemas de bombeo de agua del mar en los extremos pacífico y atlántico del Canal. El caudal a bombear sera igual al requerido para esclusaje de barcos, en horas pico de operación.

2. Se modificará la dirección del desalojo de agua en la esclusa que está al nivel del lago Gatún, en vez de verter el agua a la segunda esclusa por gravedad, el agua será bombeada de regreso al lago Gatún.

3. La ingeniería de los materiales utilizada en tuberías, válvulas y bombas de las esclusas, compuertas y demás accesorios deberá entonces elevarse al grado de calidad naval, por el nuevo nivel de agresividad corrosiva presentada por el agua de mar.

4. Zona de convergencia dulce / salado. Es la zona de amortiguamiento (de 500 a 1 km de longitud) en la que el caudal del río Chagres barre la sal mezclada con agua dulce, a través de los vertederos e hidroeléctricas de regreso al océano Pacífico y Atlántico.

Si usted se pregunta: ¿cuál es el efecto biológico / ambiental de la mezcla de agua de río y mar en la zona de convergencia?

La respuesta es: el mismo efecto que ocasiona la mezcla de agua dulce y salada en los miles y miles de ríos y quebradas que desembocan en el mar alrededor de todo el planeta. O sea, nada de consecuencias mayores.

Deseo resaltar que, para mantener la zona de amortiguamiento estable, es de rigor mantener los vertederos e hidroeléctricas operando, cosa que en estos momentos no se está dando, por el colapso del caudal, sobreutilizado en el esclusaje.

Resumiendo. Si lo que se desea es no restringir el actual y futuro tránsito de buques por nuestro canal, la respuesta está en la cercana e inagotable agua del mar.

Detractores del uso del mayor recurso hídrico del planeta de alguna disciplina pueden aparecer, pero la lógica pura y la metodología del razonamiento en ingeniería, apuntarán inequívocamente: AL MAR.

Saludos a todos los profesionales de la ingeniería, y bienvenidos todos aquellos que nos ayuden a perfeccionar esta ruta.

¡Fuerte abrazo a todos los panameños!

Ingeniero, máster en Energía y Ambiente, doctorando en Proyectos, ganador Globo de Energía, Parlamento Europeo 2007.
Lo Nuevo
comments powered by Disqus