Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Por el bien de todos

Las presiones y los arrebatos de Grupo Unidos Por el Canal (GUPC) no surtieron efectos. Los panameños nos paramos firmes en apoyo a la A...

Las presiones y los arrebatos de Grupo Unidos Por el Canal (GUPC) no surtieron efectos. Los panameños nos paramos firmes en apoyo a la ACP y el consorcio ha aceptado canalizar sus reclamaciones a través del contrato. Ahora, los panameños nos mantendremos muy vigilantes de lo que ocurra en la ampliación. Ese envión de mil seiscientos millones de dólares en sobrecostos y que GUPC pretendía negociar fuera del contrato nos deja a todos ariscos. Las informaciones que se han revelado en los últimos días nos dicen mucho de lo que se pretendía hacer. Así las cosas, los panameños seremos vigilantes de que se cumpla con lo estipulado en el contrato y de que el costo de la obra no sobrepase los 5,250 millones de dólares que autorizó el pueblo panameño. El gobierno de España reconoció que el abandono de la obra por parte de GUPC estaba arrastrando a ese país a una situación inimaginable y reaccionó favorablemente para que la empresa desistiera de sus presiones. Ha sido plausible también la firmeza del administrador de la ACP, quien inequívocamente se mantuvo en que GUPC resuelva todos sus reclamos a través de los mecanismos del contrato. ¡Y así es, ni más ni menos!