La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

La ‘Primavera democrática'

Es una reacción popular mayoritariamente juvenil, espontánea, que decidió levantarse porque no tiene canales de participación

Es indudable: La rebelión popular en Nicaragua tomó por sorpresa al gobierno de Ortega, a los empresarios con los que cogobierna y a los debilitados partidos opositores. Es una reacción popular mayoritariamente juvenil, espontánea, que decidió levantarse porque no tiene canales de participación y está harta de las imposiciones. Toda esta movilización se ha podido tejer gracias a las redes sociales que han servido de escape para expresar su descontento. Se podría denominar la ‘Primavera democrática' de la juventud nicaragüense exigiendo el cambio de un sistema absolutista, un régimen Estado-Partido-Familia que concentra todos los poderes del Estado. Esta manifestación espontánea es solo un ejemplo de lo que los pueblos son capaces de hacer, cuando están copados de tanta corrupción e inmundicia. Este levantamiento comprueba también que los gobiernos, sean de derecha o de izquierda, para mantenerse en el poder, hacen uso de la fuerza y no les tiembla la mano para reprimir a su propio pueblo. Esta manifestación popular explotó con las reformas a las pensiones, pero si se analiza a fondo, este fue solo un detonante de los problemas acumulados. Ya va más de una veintena de muertos, pero estos mártires nicaragüenses representan el principio del fin de este entramado que tejió Ortega para mantenerse en el poder, más allá de lo que permite una verdadera democracia. Los jóvenes nicaragüenses han hablado y le han dicho a sus hermanos latinoamericanos que hay que cambiar el sistema político por uno que verdaderamente trabaje por el bien común, que sea integral y participativo. ¡Hay que mirarse en ese espejo!