Temas Especiales

20 de May de 2022

Entre Líneas

Monopolios y oligopolios

“¿Qué pasó con la famosa libre competencia? La realidad es que creamos un oligopolio de las empresas de combustible y a la vez que perdimos empleos, no ganamos en precio”

Panamá ha adoptado el libre mercado y la dirigencia empresarial lo fomenta como el mejor sistema, porque la libre competencia es la que de mejor manera logra que los precios sean los más favorables para los consumidores. Esa fue la premisa que se esgrimió por allá por los 90, cuando entonces funcionaba la Refinería Panamá. Aducían que, como esa era la única fuente de ingreso de los combustibles al país, el monopolio de esa empresa impedía que los precios bajaran. Como estaba por vencerse el contrato de concesión, se entabló una campaña para que no se renovara y, por el contrario, que cada empresa petrolera ingresara sus combustibles, porque la libre competencia entre ellas haría que los panameños tuviéramos mejores precios. De aquella fecha han pasado más de 20 años y la realidad es que la eliminación de la Refinería Panamá lo que provocó fue la eliminación de los empleos que generaba esa industria, que las petroleras apachuraran las estaciones privadas de combustible y que hoy tengamos cero competencia entre las petroleras, porque cada dos semanas nos rige un mismo precio. ¿Qué pasó con la famosa libre competencia? La realidad es que creamos un oligopolio de las empresas de combustible y a la vez que perdimos empleos, no ganamos en precio. ¡Así de simple!