24 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Quiénes ganaron con el Código Minero?

S oy de la opinión que el único ganador de las pasadas luchas por las reformas al Código Minero fue la oposición, porque logró que el go...

S oy de la opinión que el único ganador de las pasadas luchas por las reformas al Código Minero fue la oposición, porque logró que el gobierno no aumentara sus arcas para hacer obras sociales que pudieran garantizar que ganaran las próximas elecciones. ¿Perdió el gobierno? Tampoco lo creo, porque las cosas simplemente regresaron a su punto original y quedaron ante su pueblo y la comunidad internacional como gobernantes que saben rectificar sus acciones.

¿Ganaron los indios? Tampoco, excepto sus caciques, que podrán mantener a sus tribus pobres e ignorantes, como siempre, para poder manipularlas a sus antojos. Ahora que se convirtieron en una fuerza política están pagando las consecuencias, como la división entre ellos, provocada ya sea por sus intereses personales o por la intromisión de oportunistas en su cultura. Incluso, estimo que la popularidad de aquella burlesca canción ‘Fiesta de tribu’ fue producto de la participación del indio en la política panameña.

¿Perdieron las compañías mineras? Menos, porque ahora seguirán explotando nuestros recursos pagando la ‘guayaba’ que siempre han pagado. De todas maneras quedaron bien, como ocurre cuando apuestan a todos los candidatos de una contienda electoral.

Lo que más me preocupa de todo esto es que estamos en una sociedad donde una acción es rechazada sin conocimiento de la misma. A los indios les bastó que se les dijera que la minería no les conviene para hacer lo que todos sabemos. ¿Qué saben ellos de minería? Me pregunto el porcentaje que ni siquiera sabe leer. Y tampoco es cuestión de saber leer, porque estoy seguro que más del 99% de los panameños nunca leyó la Ley 8.

Resulta interesante cómo tantas personas hablan sobre un tema que no conocen. Prueba de ello es que muchos siguieron como papagayos el concepto de que se hacía necesario reformar un código que data de 1963, cuando en realidad ya se habían hecho reformas al código. Otros creyeron que las reformas solo eran sobre la minería metálica. Me preocupa que una acción en Panamá no se realice simplemente porque en otros países no se hace bien. ¿Acaso no somos capaces de hacer algo mejor de lo que otros hacen? ¿Qué pasaría si se descubre o inventa una forma amigable al ambiente para explotar el cobre, pero que todavía no se ha puesto en práctica? ¿Estaríamos vedados en usarla sencillamente porque no somos capaces de documentarnos al respecto y porque nos es más fácil (o conveniente) decir NO? Como científico esa actitud me preocupa, porque es un atraso a la innovación, de lo cual he sido testigo en muchas ocasiones. Soy ambientalista de hecho y no defiendo la minería metálica, simplemente no comparto las acciones pasionales, oportunistas y sin argumento científico.

*DOCENTE UNIVERSITARIO.