Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Da Vinci: genio florentino del Renacimiento

CATEDRÁTICA DE PSICOLOGÍA DEL ARTE DE LA UP.. El despacho social de la primera dama impulsa el arte y cultura en Panamá: expone una sig...

CATEDRÁTICA DE PSICOLOGÍA DEL ARTE DE LA UP.

El despacho social de la primera dama impulsa el arte y cultura en Panamá: expone una significativa muestra de la obra de Leonardo da Vinci en el Museo Reina Torres de Araúz. Contiene 60 modelos construidos con diseños e innovaciones, fieles reproducciones en tamaño real basados en los dibujos, piezas inventadas. Conferencias culturales, películas sobre su vida y obra, concursos de dibujos. En horario continuo de lunes a domingo de 9 a 8 pm. hasta el 25 de noviembre.

Nace el 15 de abril de 1452 en la villa toscana de Vinci, hijo ilegítimo de Ser Piero da Vinci, hacendado, notario florentino, y Caterina, joven campesina. Pasa sus primeros cinco años su madre entregada obsesivamente al amor de su hijo, lo besaba en la boca, dormía con él, este exceso de erotismo, robó su masculinidad, su bastardía puede ser la causa de su repudio al coito, razón de su inversión sexual, se sintió asqueado de estas relaciones incestuosas, odiaba las relaciones heterosexuales, alejándose de las caricias y dominación femenina. Sigmund Freud escribió un magnifico ensayo psicológico sobre da Vinci.

‘Parece que siempre estuve destinado a un profundo interés por los buitres, el primer recuerdo de mi infancia es cuando estaba en mi cuna y un buitre se me acercó abrí mi boca y metió su cola entre mis labios’.

Posteriormente crece en casa paterna. Esto explica una represión manifiesta, su amor a efebos, su pederastia, huye de mujeres para no serle infiel a su madre, tomaba hermosos discípulos jóvenes a quienes prodigaba protección, consideración, prefería más belleza física que talento artístico.

Desde joven dibujaba animales mitológicos inventados. A los catorce años ingresa al taller de Andrea Verrochio, lo superó, aprendió pintura, escultura, creación artística. Fue acusado de sodomía. Partió a Milán, permanece 17 años como ingeniero militar, realizó proyectos hidráulicos, mecánicos, pintura, escultura. Su superioridad intelectual, poder de observación, le alcanzaron la maestría en el arte del dibujo, lo llevaron al estudio de la naturaleza. Se interesaba por el vuelo de los pájaros, intentó hacer una máquina para volar.

Regresa a Florencia trabaja para Cesar Borgia, diseñó armas, destacó como ingeniero, arquitecto militar. Nicolás Maquiavelo lo convenció de realizar un inmenso fresco sobre la guerra para el Palazzo Vecchio, que dejó incompleto. Hacia 1503 realiza su obra maestra la Gioconda, quedó inacabada, la enigmática sonrisa de La Monalisa representa su búsqueda del saber.

Desarrolló 27 oficios, escultor, pintor, sastre, cocinero, arquitecto, ingeniero, inventor, realizó grandes descubrimientos, estudios anatómicos, investigaba animales, plantas, decoración, arquitectura, ingeniería militar, astronomía, matemáticas, instrumentos musicales, armas de guerra. Amaba la belleza que le rodeaba, el refinamiento.

Era guapo, inestable, muchas obras dejó incompletas, se negaba a comer carne, consideraba un crimen quitarle la vida a los animales, era vegetariano, compraba aves para ponerlas en libertad.

Visitaba a los criminales antes de ser ejecutados, para sus esquemas, estudiaba sus expresiones y facciones distorsionadas por el miedo.

‘Pasé mi juventud rodeado de belleza y sabiduría’.

Escribía al revés de derecha a izquierda, se puede leer a través del espejo.

Acusado por la Inquisición de nigromancia y brujería, pasaba las noches con los muertos, abría cadáveres, para estudiar su anatomía.

En esta exposición podemos ver sus obras más famosas: la Gioconda y la Última Cena.

Sus escritos revelan un espíritu de búsqueda científica e invención mecánica adelantada a su tiempo.

Sufrió de reuma y artrosis, muere el 2 de mayo de 1519, dejó todos sus bienes, libros, manuscritos y dibujos a su amante, el joven noble Francesco Melzi, fiel amigo.

Recomendamos esta experiencia maravillosa cultural al pueblo panameño.