Temas Especiales

25 de May de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Bisira

El 30 de noviembre de este año, se presentó el informe sobre Desarrollo Humano 2011 en ciudad de Panamá por el Programa de las Naciones ...

El 30 de noviembre de este año, se presentó el informe sobre Desarrollo Humano 2011 en ciudad de Panamá por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el cual ‘demuestra de qué manera la sostenibilidad está íntimamente ligada a la equidad, entendida como justicia social y mayor acceso a una mejor calidad de vida’; ocupando Panamá el puesto 58 de la clasificación mundial por encima de Costa Rica, Perú y Ecuador, significa que las condiciones de vida de nuestra población son mejores que la de estos países.

Si eso es así, me pregunto ¿existe Desarrollo Humano en las Regiones o Comarcas Indígenas o es que en Panamá existen varios Panamá, cuando poblaciones como Bisira, situada a las orillas del Río Cricamola en el distrito de Kankintú, Región Ñokribo, Comarca Ngäbe Buglé, fundada en el año de 1972 producto de una inundación, en pleno siglo XXI carece de los principales servicios básicos, luz eléctrica, agua potable y acceso a la salud y servicios sanitarios limitados? No obstante, se caracteriza por un pueblo indígena en búsqueda del desarrollo y que ha sido privilegiados por Organizaciones No Gubernamentales del sector salud en ir cambiando y mejorando su entorno.

Por ejemplo, Bisira tiene, entre otras cosas, una organización comunitaria digna de imitar a través de barriadas, son cinco: Ulikrón, identificada con el color rojo; San Agustín, con el color verde; San Miguelito, con el color amarillo; Esperanza, con el color azul; y Barrio Lindo; con el color blanco, todas trabajan para un fin común, mejorar su calidad de vida.

Y lo hacen sin ningún tipo de bandería política, económica ni social. Además de que han tenido avances en la salud (erradicación de la Malaria), en el acceso al agua entubada (consumo humano) y han sido los únicos dentro de su región en tener un Plan Local de Gestión de Riesgos a Desastres y un Manual Comunitario para Desastres, a pesar de ello, como parte de la Comarca Ngäbe Buglé, el 93.46% de los habitantes se ubica bajo la línea de pobreza y en pobreza extrema el 91.5%, así lo indica la encuesta de niveles de vida del MEF, 2003.

La pasada inundación de 2008 evidenció la vulnerabilidad de esta zona, impactando a la mayoría de las comunidades asentadas a la orilla del Río Cricamola, y sus afluentes, ocasionando pérdidas y afectación de viviendas, bienes y cultivos de subsistencia.

Entonces, ¿de qué hablamos cuándo nos situamos por encima de otros países en el índice de Desarrollo Humano, será que me perdí o es que no medimos las desigualdades a la que están expuestos nuestros pueblos indígenas o comunidades vulnerables? ¿Dónde está la sostenibilidad y equidad que señala el informe? No la veo.

He querido compartir algunos números y experiencias exitosas de un pueblo de más de 3200 habitantes, como es Bisira, como una pequeña muestra de que sí se pueden mejorar las condiciones de vida de estas poblaciones, pero que aún falta, aún es necesario redoblar esfuerzos y multiplicar acciones en beneficios de nuestros hermanos indígenas.

CONSULTOR ESPECIALISTA EN GESTIÓN DE RIESGOS Y DESARROLLO SOSTENIBLE.