Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El exterminio total Guaymí, será en el 3014

Cincuenta y seis millones de indígenas habitaban desde Wichita hasta Alaska, hoy sobrevive medio millón.

Cincuenta y seis millones de indígenas habitaban desde Wichita hasta Alaska, hoy sobrevive medio millón.

Acá en Panamá para esa misma época, al igual que la variedad de etnias indígenas norteamericanas, los nuestros gozaban de todas las zonas de vida a su alcance.

En el Istmo fue menos intensa la masacre y aun así en Cartagena de Indias narran cómo los perros, entre ellos ‘Leoncico’ (la mascota de Vasco Núñez de Balboa), hacían estragos con los niños guaymíes.

La tragedia comenzó cuando los llanos y mesetas fueron urgidos por los ganaderos criollos, de manera que poco a poco los autóctonos fueron retirados a los páramos escabrosos de la Cordillera Central, pues lo que prevalecía para el modo de producción vigente eran los grandes monocultivos y la ganadería.

En cinco siglos europeos, criollos y ladinos no hemos terminado de eliminar a nuestros originarios y créanme que si en esas colinas en donde se han remontado no se hubiese descubierto cobre y oro en las cantidades anunciadas, los cholos estuviesen tranquilos disfrutando de sus garrapatas y pulgas.

Pero por mala fortuna para los nativos y la naturaleza ha llegado en las nubes del momento financiero otro exterminador más voraz que los europeos que trajeron el grajo, sin rostro, incoloro y sin sangre y ese asesino que se ha sumado a este espanto exterminador le llaman: CRISIS FINANCIERA, que solo invierte en lo inminentemente seguro a cualquier costo y con cómplices.

No recuerdo quién dijo que el oro y el cobre tenían el mismo color que la mierda, tenía razón. El exterminio de los guaymíes es imparable, pues la rápida ‘ladinización’ con criollos, negros e indios han creado un heterogéneo grupo humano asalariado, que obedece la mano del blanco para continuar maltratando y asesinando hasta la última cepa a los verdaderos dueños de esta tierra.

Los guaymíes, mal contados, suman 126,000, incluyendo a los esterilizados. Los machiguas apenas si pasan los 50,000 y los chocoes, divididos entre los emberá y los wounaan, de maleta llegan a los 18,000.

Los panameños siempre hemos respetado a los nuestros y nos es justo que, porque ahora son minoría, ayudemos a exterminarlos.

*ESCRITOR COSTUMBRISTA.