Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Por qué Panamá es la elegida?

El éxito logrado por Panamá en materia económica y turística en los últimos ocho años ha sido satisfactorio. El turismo bien planificad...

El éxito logrado por Panamá en materia económica y turística en los últimos ocho años ha sido satisfactorio. El turismo bien planificado, desde todo punto de vista, es el motor de nuestro futuro, sostenible y alentador por sus polos de desarrollo y atracciones, al mismo tiempo que se consolida como destino top con sitios ecológicos y ambientes naturales únicos, que hacen de Panamá un interesante punto para visitar.

Como centro mundial de Servicios y de Banca Internacional, Panamá es la elegida por muchos extranjeros, al tiempo que la experiencia de los visitantes ha sido, en términos generales, bastante buena. Pese a las dificultades que la industria del turismo ha tenido y tiene que superar, la afluencia de turistas, crece. Para Panamá el turismo representa múltiples beneficios económicos: atrae divisas, genera empleos, mejora de la formación profesional, construcción de infraestructuras, efecto multiplicador del gasto turístico, etc.

No obstante, es imperativo encontrar la fórmula mágica de las transformaciones masivas en educación y capacitación, acordes con las exigencias de la creciente industria turística que vivimos. El secreto del éxito gira en torno al perfeccionamiento y compromiso del patrimonio humano y cultural. Las inversiones y el avance de la tecnología pueden predominar, pero si no existe el ‘capital humano’ comprometido íntegramente con la industria sin chimeneas, no habrá mayores resultados para sacarle provecho al desarrollo turístico.

No cabe duda, el turismo es un puente probado entre la riqueza y la esperanza, un instrumento para frenar la pobreza, un peldaño en la cimentación del progreso económico de Panamá y un complemento esencial en el mejoramiento de vida en nuestras ciudades y pueblos. Es, por tanto, un gran pilar en el desarrollo de nuestra economía y la industria hotelera, por lo que todos estamos obligados a cuidarlo.

No en vano la revista National Geographic recomendó a Panamá como uno de los mejores lugares del mundo para visitar, sumado a la reseña del New York Times, que encomienda a Panamá como mejor destino para el 2012; así mismo, la revista Sports Illustrated, en su edición 2012, seleccionó Guna Yala, Bocas del Toro y el Casco Antiguo de San Felipe como algunos de los lugares más sublimes de Panamá para su sección de fotos.

Además, las novedosas campañas turísticas, como el turismo de congresos y compras; ‘Stop Pover’ (parada gratis para los pasajeros en tránsito), y el seguro médico gratuito que Panamá ofrece a los turistas que ingresan por el Aeropuerto Internacional de Tocumen y que se adquiere automáticamente al comprar el boleto aéreo a Panamá, es otra de las atracciones que ubican al país como el primero en implementar esta iniciativa tan exitosa y valorada por el viajero a la hora de elegir qué destino visitar.

Como pocos en la región, Panamá es un destino que cubre las exigencias y gustos de varios tipos de turismo. Combinando una arquitectura moderna e impactante con los diversos Patrimonios Históricos, con lugares para el ecoturismo y su clima tropical, que se complementa con sus dos océanos y playas paradisiacas, haciendo de Panamá la capital de los contrastes cautivantes; una excelente ciudad para hacer negocios y con una diversidad de paraísos inigualables para vivir.

En definitiva, hay muchas más ventajas que convierten a Panamá en la elegida y que son motivos de orgullo. Tales ventajas, son explotadas exitosamente por los panameños, para promover el turismo y el comercio mundial por aire, tierra y mar, aprovechando la conectividad que se ofrece desde nuestra sólida plataforma multimodal y logística, conformada para el acopio y distribución de mercaderías a nivel mundial, lo que hacen de Panamá el principal destino al elegir entre las más importantes ofertas del mundo.

Definitivamente, el destino de Panamá no está condenado a la autodestrucción; sino que, simplemente, estamos sentenciados al éxito. ¡Gracias a la voluntad de los panameños, vamos bien! COMUNICADOR SOCIAL.