Temas Especiales

29 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Pertinencia del Curso Relaciones de Panamá con EE.UU

El Instituto de Estudio Nacionales (IDEN) de la Universidad de Panamá observa con preocupación la discusión que se adelanta en la Asambl...

El Instituto de Estudio Nacionales (IDEN) de la Universidad de Panamá observa con preocupación la discusión que se adelanta en la Asamblea de Diputados. Nos referimos al Proyecto de Ley N° 407, ‘que regula la enseñanza de la asignatura Historia de la Relaciones de Pa namá con los Estados Unidos, en los colegios oficiales y particulares, y deroga la Ley 31 de 1963’.

Nuestra preocupación viene dada por tres razones: Observamos, en primer lugar, que el proyecto de ley en mención no está suficientemente justificado desde el punto de histórico, se aparta del objetivo educativo y es inviable socialmente. Por ejemplo, decir que hay que derogar la Ley 31 del 29 de enero de 1963, que creó la mencionada cátedra, porque la realidad y las estructuras que le dieron origen han quedado en el pasado, así como también porque ya el Canal y las instalaciones militares norteamericanas fueron traspasados a Panamá, no es una razón suficiente para eliminar una cátedra como esta. El hecho de que el pueblo panameño haya recuperado este bien de importancia no significa dejar de estudiar las causas y las razones de la lucha generacional por la soberanía nacional, así como la formación social panameña.

En segundo lugar, la propuesta de ley tal como está planteada va en contra del sentir de los profesionales de este campo. Una Comisión de especialistas del Departamento de Historia de la Universidad de Panamá, nombrada al efecto para estudiar y analizar el mencionado proyecto, ha señalado que ‘si algo ayuda a fortalecer la nacionalidad es el aprendizaje de la asignatura ‘Historia de las Relaciones entre Panamá y Estados Unidos’, que se ha enriquecido con variadas publicaciones sobre el tema de diferentes autores nacionales y extranjeros. En éstas se hace consideración de fechas significativas como el rechazo al Convenio Filós — Hines, los memorables sucesos del 9, 10 y 11 de Enero de 1964 y el significado histórico de los Tratados Torrijos — Carter, particularmente el cumplimiento del programa descolonizador que culminó el 31 de diciembre de 1999, así como los hechos de la invasión del 20 de Diciembre de 1989, además la reciente aprobación del Tratado de Promoción Comercial con los Estados Unidos y sus implicaciones para el país’.

Estos elementos, dicen los catedráticos Universitarios, ‘nos llevan a considerar que se justifica que se mantenga como obligatoria la enseñanza de la asignatura de ‘Historia de las relaciones entre Panamá en los siglos XIX y XX’, con una carga académica de tres horas semanales cada una’.

Por último, pensamos que no es conveniente sustituir la asignatura de Historia de las Relaciones de Panamá con los Estados Unidos por los curso de Historia pre-hispánica e historia hispánica (para el undécimo grado) así como ‘Historia Departamental y republicana de Panamá’ para el duodécimo grado. Estos últimos cursos serían repetitivos y trastocarían la estructura del pensum académico vigente de la educación media, porque en los 16 planes de estudio de los bachilleratos en fases experimental por la transformación curricular del Ministerio de Educación se incluye la asignatura Historia de Panamá, aunque la mayoría de ellos con una carga horaria de dos horas semanales.

Lo que corresponde, en todo caso, es actualizar y profundizar el contenido y las metodologías de enseñanza—aprendizaje de ambos cursos, con el propósito de fortalecer el conocimiento de nuestro pretérito. Así como la conciencia histórica de nuestra juventud estudiosa.

DIRECTOR DEL INSTITUTO DE ESTUDIOS NACIONALES, U.P.