Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

China, Xi y su primer año en el poder

Pronto, el líder máximo Chino Xi Jinping cumplirá su primer año en el poder vía el 18vo Congreso del Partido Comunista. Al ungido le que...

Pronto, el líder máximo Chino Xi Jinping cumplirá su primer año en el poder vía el 18vo Congreso del Partido Comunista. Al ungido le quedan nueve años de mandato. Este Delfín es ingeniero químico, con posgrado en agricultura de Iowa, fácilmente trasluce ser un reformista con cero tolerancia a la corrupción caiga quien caiga.

La cleptocracia ha sido, por décadas, el mayor cáncer de la nación más grande del Mundo, con 1.3 billones de habitantes, y un tercio de su territorio es desierto e inhabitable. China (PRC) es aproximadamente del mismo tamaño de los 48 contiguos estados de EE. UU. y está casi dentro de las mismas latitudes. El grueso de esa nación vive abarrotada, próxima a su único Océano y frente a sus mayores enemigos; Japón y Taiwán.

El señor Xi ‘heredo’ de su predecesor, Wen Jinbao, un país donde Twitter y Facebook son intencionalmente inaccesibles; El New York Times está flamantemente bloqueado, ya que su unidad investigativa tuvo la ‘osadía’ de publicar un diagrama de la recién e inexplicable fortuna billonaria en manos de los Jinbao. http://www.nytimes.com/interactive/2012/10/25/business/the-wen-family-empire.html?ref=global En una era digital, donde el Mundo tiene cada vez más cibernautas, veo por delante desagradables días dentro de las filas de los no progresistas gubernamentales, pues, 70 % de su población total es de menores de 60 años y sedientos por interactuar libremente en la Internet.

A menos que el angelito de la guarda de Xi sea peor que el de los Kennedy, avizoro los próximos nueve años del hoy sophomore imponiendo mayores reformas en lo civil, monetario y comercial. Vendrá un alud de destituciones en las altas esferas del sino-establishment, y un Órgano Judicial más independiente del Ejecutivo y el Ejército. Recortará dramáticamente su innecesario leviatán militar y de la Orwelliana ‘seguridad’ interna.

Vía el Conflicto de Corea (1950-53) y observar la Década Perdida Norteamericana en Afganistán e Iraq la PRC, aprendió que su mejor defensa sería las guerras de atrición teniendo un ejército a le Suisse.

Con ese gran ahorro reubicarán los nuevos fondos hacia mayores reformas sociales haciendo la represiva ‘seguridad interna’ menos necesaria para entonces reducirla. El Primer Mundo aprenderá de la PRC y su electorado exigirá un parecido desmantelamiento gradual de sus ejércitos. Es vital para el resto de nosotros que el nuevo ungido triunfe, promoviendo sabios cambios dentro de la poderosa y aún impune Quinta Generación que heredó del paranoico y aún exageradamente mitificado Mao. En fin, Bon chance Dauphin!

*INGENIERO EN SISTEMAS Y TELECOMUNICACIONES.