Temas Especiales

31 de May de 2020

Cultura

La seguridad y salud en el trabajo pueden salvar vidas

La adopción de medidas adecuadas en el área laboral puede ayudar a proteger a los trabajadores y a la sociedad en su conjunto. En el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, celebrado ayer, se hizo especial énfasis en la prevención de enfermedades infecciosas como el Covid-19

La celebración consiste en una campaña anual internacional para promover el trabajo seguro, saludable y dignoPixabay

Detener la pandemia global por el nuevo coronavirus es un gran reto para la humanidad, y es por ello que el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que se conmemoró ayer, se enfoca en controlar posibles brotes de enfermedades infecciosas en el área laboral, pero prestando especial atención al Covid-19.

Esta efeméride, proclamada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), tiene como prioridad crear conciencia social para prevenir o disminuir accidentes u otros riesgos que puedan tener los colaboradores y profesionales en el campo laboral en todo el mundo. A su vez, busca atender las necesidades laborales y profesionales de todas las personas que han sufrido accidentes o enfermedades laborales.

Para la OIT, es primordial que haya una cultura de conciencia y responsabilidad de los empresarios para asegurar a sus trabajadores un empleo digno y libre de riesgos que atenten contra su integridad y calidad de vida.

Partiendo de este enfoque y conscientes de la situación por la que atraviesa Panamá y el mundo a causa del Covid-19, por ejemplo en Arcos Dorados, el mayor operador de restaurantes de McDonald's en América Latina y el Caribe, han realizado una minuciosa revisión en cada área de operación para implementar rigurosas medidas dentro y fuera del restaurante que se enfocan en cuidar el contacto, respetar la distancia social e intensificar la limpieza e higiene, para asegurar el bienestar de sus clientes, colaboradores y proveedores, a su vez garantizar la salubridad, inocuidad y calidad que caracteriza a la marca en todos sus procesos.

Todo esto sucede a raíz de que recientemente la compañía de comida rápida reabrió en todo el país 45 de sus 76 restaurantes, solamente en el área de atención por Automac y McDelivery, en un horario entre las 10:00 y 11:00 a.m., con cierre a las 7:30 p.m., “y con un menú regular 'optimizado', es decir con productos icónicos de la marca, sin contar con menú de desayuno, asegura a este medio Loney Armijo, managing director Arcos Dorados Panamá.

“Con el compromiso de contribuir con la prevención de la propagación del virus, más allá de los protocolos recomendados por el Ministerio de Salud creamos bajo el concepto “McProtegidos” medidas de protección adicionales para resguardar el cuidado de nuestros empleados, clientes y proveedores, y que se basa en dos principales pilares: Cuidado de las personas, con foco en limitar el contacto, como es incentivar el pago electrónico, entrega de productos en McDelivery con doble bolsa y triple sellado de seguridad, ventanillas con separación acrílica en automac, tanto para pago como para entrega de pedido, profundización de las medidas de higiene de empleados y repartidores de pedidos a domicilio, uso de mascarillas de todo el personal, manteniendo el uso de redecillas en el cabello, uso de guantes en el área de cocina; y como segundo punto está la intensificación del trabajo de limpieza y el fomento de la distancia social recomendada”, destaca Armijo.

El director de la empresa de alimentos añade: “Siempre fuimos reconocidos por ofrecer los más altos estándares de la industria en seguridad alimentaria, limpieza e higiene. Ante esta delicada situación actual, nos ocupamos con un cuidado extra y estamos haciendo todo lo necesario, además de lo que recomiendan las autoridades de Salud, para transmitir la mayor confianza y tranquilidad a nuestros empleados y clientes, asegurando la protección de su salud y bienestar mientras disfrutan de la experiencia McDonald's”. La compañía, que posee una trayectoria de 49 años de operar en el país, aseguró que ha cumplido con las normas establecidas para proveer un ambiente de trabajo seguro y saludable para sus empleados. “Acompañamos nuestras medidas con capacitaciones constantes por parte del departamento de entrenamiento, donde se comparten los procesos y prácticas de seguridad necesarios para la protección a ellos mismos y a sus compañeros de trabajo, y contamos con más de 100 controles diarios que incluyen procesos operativos y sistemas de puntos de control de calidad”, enfatiza Armijo.

La idea primordial, es crear una conciencia social para disminuir los riesgos y daños que puedan sufrir los empleados y profesionales en el campo laboral en todo el mundoPixabay

Las últimas estimaciones de la OIT indican que las consecuencias del Covid-19 en el empleo son profundas, de gran alcance y sin precedentes. Casi 2,700 millones de trabajadores, 81% de la fuerza laboral mundial, están afectados. En tanto, quienes siguen laborando, en sectores como el transporte, la agricultura, servicios públicos y, especialmente, la salud, están expuestos a importantes riesgos sanitarios y económicos.

La adopción de medidas adecuadas en el puesto laboral puede ayudar a detener la propagación del Covid-19, y proteger a los trabajadores y a la sociedad en su conjunto. Por eso, la colaboración de los gobiernos, empleadores y trabajadores es clave ante esta crisis, señala la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su página web.

Trabajo decente y crecimiento económico

El objetivo número 8 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) apuntan a estimular el crecimiento económico sostenible mediante el aumento de los niveles de productividad y la innovación tecnológica. Fomentar políticas que estimulen el espíritu empresarial y la creación de empleo es crucial para este fin, así como también las medidas eficaces para erradicar el trabajo forzoso, la esclavitud y el tráfico humano. Con estas metas en consideración, el objetivo es lograr empleo pleno y productivo y un trabajo decente para todos los hombres y mujeres para 2030, menciona la ONU en su portal.

Riesgos laborales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisa que los riesgos en el lugar de trabajo, incluidos el calor, el ruido, el polvo, los productos químicos peligrosos, las máquinas inseguras y el estrés psicosocial provocan enfermedades ocupacionales y pueden agravar otros problemas de salud.

También las condiciones de empleo, la ocupación y la posición en la jerarquía del lugar de trabajo afectan a la salud. Las personas que laboran bajo presión, o en condiciones de empleo precarias, son propensas a fumar más, realizar menos actividad física y tener una dieta poco saludable.

Las enfermedades más comunes en el ámbito laboral son las respiratorias crónicas, trastornos del aparato locomotor, pérdida de audición provocada por el ruido y los problemas de la piel, menciona la OMS en su portal.

De acuerdo con la OIT, cada año se producen 2,78 millones de muertes relacionadas con el trabajo, de las cuales, casi 2 millones y medio están relacionadas con enfermedades profesionales.