Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Gastronomía

Del laboratorio gastronómico al mundo

Hasta el 5 de diciembre, el Biomuseo presentará los espacios interactivos de la gira internacional de Ferrán Adriá

El cocinero (como se llama a sí mismo) no ha perdido la costumbre de vestirse de negro, pero no de pies a cabeza. Calza unos tenis Nike en azul y verde aqua. Le gusta ir cómodo y si es para propagar ‘el mensaje’ en una conferencia de prensa, la ocasión lo amerita. ‘Disculpen, mejor vamos con las preguntas porque esto parece una conferencia’, bromeó Ferrán Adriá, después de disertar sobre su restaurante El Bulli (el mejor del mundo entre 2002 y 2009, con tres estrellas Michelin), sus proyectos atemporales El Bulli Foundation, El Bulli Lab y su eterna búsqueda de la innovación; la transferencia, clasificación y compartir información, y sobre todo la creatividad. Esa herramienta que transformó su talento, en fuente de inspiración en todo el mundo.

Es su primera visita a Panamá y el escenario para recibirlo fue el Museo de la Biodiversidad que diseñó Frank Ghery en Amador. Otro gran influyente.

Telefónica seleccionó a Ferran Adriá como su embajador, desde 2010, y este año auspicia su ‘Tour Innovation Space’. Consiste en la instalación de un espacio interactivo que es el centro de una gira internacional. Allí el público podrá presenciar platos en los que se proyectan alimentos, la evolución de sus recetas y las formas como se pueden complementar. Además, una tableta donde los visitantes juegan a acertar las comidas que propone la máquina. Allí todo habla de innovación, entre estos artilugios están coches, relojes y teléfonos celulares.

LEJOS DE LOS FOGONES

La colaboración que se desarrolla entre el chef Adriá y Telefónica ha permitido crear iniciativas para audiencias de carácter internacional, acciones para la aplicación de las nuevas tecnologías al área gastronómica y su proceso creativo. ‘La gastronomía ha servido como signo de identidad para una cultura’, dijo Adriá frente a un nutrido público, compuesto mayoritariamente de periodistas, editores y directivos del Biomuseo. Refiriéndose a la conferencia que brindó ayer, brindó un adelanto a los medios de comunicación: ‘Entendemos que la innovación tiene que estar en la sociedad a nivel de los jóvenes y las PYMES’.

Para el hombre que cree en que ‘El tema de la salud y la alimentación van de la mano de la economía’, el éxito no llegó de la noche a la mañana. Nació el 14 de mayo de 1962 en Hospitalet de Llobregat, Barcelona. Abandonó los estudios de Ciencias Empresariales, prefirió fregar platos en un pequeño hotel y después trabajar en Ibiza, en la industria de los restaurantes. En su momento se retiró para terminar el servicio militar, y allí también estuvo muy cerca de la cocina. Para su mes de descanso, otro recluta le sugirió pasarlo en un restaurante del que nunca había oido hablar: El Bulli. Un lugar que le permitió crecer profesionalmente, desarrollar y aportar su propio estilo, hasta que estuvo a la cabeza del mismo. Su ‘Cocina molecular’ ya es un icono, combinando conocimientos de física, química, biología y diseño. Así nacieron sus espumas, esferificaciones y otras singularidades.