Temas Especiales

02 de Jul de 2022

Gastronomía

De la despensa, a la mesa

Desde Maito han diseñado un menú exclusivo para el servicio de 'delivery' y planes especiales con productos de sus proveedores habituales, para dar un paso al frente ante las demandas de los nuevos mercados postpandemia

'La despensa Maito' es un nuevo concepto, con todo el espíritu del reconocido restaurante. En este, el chef panameño Mario Castrellón se ha ocupado junto a un equipo de ensalzar una nueva experiencia con los valores y principios del lugar, desde sus pinitos, hace 10 años. Ahora, en medio de la pandemia, buscan llegar a los hogares con esa filosofía y “con los sabores que representan a Panamá”.

Mario Castrellón, chef y propietario de Maito.Redes sociales

En una entrevista con nuestro medio, el chef Castrellón explica que adelantándose a las nuevas estructuras y modelos postpandemia, se ha reinventado con un proyecto que ofrece la esencia de la despensa, con la mercancía de sus proveedores y productores nacionales.

A través de Uber Eats y Whatsapp, los usuarios podrán elegir alternativas de boxes con vegetales frescos, quesos y proteínas congeladas. “Hemos armado unos planes de vegetales, donde enviamos una alternativa básica de lo que necesitas tener en la nevera, pero con productos elegidos por nosotros y de nuestros microproductores y productores más importantes. Es un plan que puede ir variando según lo que cosechen los productores, pero siempre contará con alguno de los insumos básicos que la gente quiere tener en casa”, cuenta.

“Tenemos planes de proteínas frescas congeladas, donde nos enfocamos en el pescado que siempre es complicado comprar en el súper, agregamos una carne, un filete de res, o un pollo marinado; esto también puede ir variando con el tiempo”, explica.

Para ampliar el abanico, desde 'La despensa Maito' disponen de un plan de proteínas cocidas congeladas. “Enviamos un pollo cocido para que el cliente lo regenere en casa, con el estilo que quiera; una carne cocida y un puerquito; sin ninguna receta a seguir, para que la creatividad fluya en casa”. En cuanto a los quesos, incluyen productos locales e importados, además de los chorizos Mutü (artesanales) elaborados en Chiriquí, y jalea “con las fresas que le van quedando a La Granjerita”.

Para Castrellón, estas iniciativas marcan el rumbo del futuro en la escena gastronómica postCovid-19. “Creo que esta será una de las industrias, junto al turismo, más sufridas y tendrá la necesidad de volver a ganar la confianza para que la gente salga a un restaurante. El reto será mantenerse a flote con las nuevas operaciones, en comparación con las que mantenían antes”.

“Es una realidad que el restaurante que antes sentaba a 100 comensales, con todo este distanciamiento social y las reglas y normas que habrá, como lo vemos en Asia o Europa, ahora sentará a 30, lo que creará una insostenibilidad increíble”, remarca.

¡A crear!

Al plantearse la necesidad de adquirir presencia, con un diferenciador a través de un modelo de entrega a domicilio, Castrellón decidió concebir un nuevo menú: “No se trata de que tomáramos los platos clásicos de Maito para hacer un delivery; nos hemos reinventado con recetas 100% nuevas, pensando en los sabores que la gente quiere comer en casa, además de los planes con los que queremos facilitar la ida al súper, con productos de confianza, bajo la calidad y sello de Maito”.

Además, “hemos diseñado un menú con los sabores globales que siempre han sido la esencia de Maito y lo que representa para mí, la comida panameña, con la mezcla de todas las culturas que hay en Panamá. Es un menú variado donde hay sabores asiáticos, indios, latinos, árabes; las mezclas que siempre hemos hecho en Maito, solo que hemos sido más tradicionales y contundentes”, reflexiona.

“Este martes fue nuestro día de apertura y estoy muy contento por la acogida que sobrepasó las expectativas; en especial, porque la gente pidió los planes, que son nuestro diferenciador”, comparte.

“En la medida en que se vaya abriendo el panorama y la gente adquiera confianza, iremos creando la mesa de la despensa. Será la oportunidad de volver a tener la experiencia gastronómica dentro de Maito; ojalá llegue en el momento en que esto se convierta en una mesa, una reserva, una familia o un grupo de amigos, para mantener todos los valores y principios del distanciamiento social, pero con una ultraexperiencia gastronómica. Por ahora, nuestro destino es 'La despensa de Maito', para que los clientes puedan escoger lo que deseen y llegar a sus hogares con lo mejor de nuestros productores, proveedores, y que tengan una comida rica y sabrosa a través del servicio de delivery”.

Maito, cuyo artífice y propietario es Castrellón, se ha colado con pisada fuerte en el prestigioso ranking de los Latin America's 50 Best Restaurants y según el mismo listado, ocupó el lugar como el mejor restaurante en Panamá 2019. El empresario se formó en Barcelona y regresó a Panamá luego de una capacitación formal de chef y de adquirir experiencia internacional. Con la mirada puesta en lo autóctono, visita regularmente a productores, artesanos y comunidades indígenas. Una de sus premisas es orientar a las nuevas generaciones a destacar la identidad panameña en cada plato.