Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Planeta

Bisutería con productos reciclados toma auge

Semillas de melón, flores de jacaranda, pencas de palma, escamas de pescado, chapitas de gaseosas, corchos, alambres y materiales textiles

Bisutería con productos reciclados toma auge
Un collar artesanal ecológico confeccionado a base de escamas de pescado, alambres y cuentas.

En estos tiempos de crisis ambientales, una de las tendencias que está tomado auge en Panamá es la fabricación de bisutería y objetos artesanales a base de productos orgánicos o materiales sintéticos reciclados. La idea ahora es promocionarlo a nivel internacional.

Semillas de melón, flores secas de jacaranda, pencas de la palma de coco, pedazos de madera, conchas, caracoles y escamas de pescado son algunos de los elementos que ofrece la naturaleza y que los artesanos aprovechan para convertirlos en hermosos artículos de bisutería. Del mismo modo, chapitas, tapas y latas de gaseosas o cervezas, corchos, alambres, lanas, hilos y todo material textil, arrojados frecuentemente a los cestos de basura o a los ríos y océanos también son aprovechados por los artesanos ecologistas, y los han visto como la materia prima para elaborar sus artesanías y una alternativa de sustento diario.

El ministro de Comercio e Industrias, Melitón Arrocha, manifestó su interés por desarrollar el sector a nivel internacional. ‘La idea es sumar más artesanos y hacer que el sector crezca, que tengan una visión internacional, que se conviertan en empresarios y que las artesanías panameñas se den a conocer en otros países’, expresó Arrocha, luego de la exitosa participación panameña el lunes, en la feria NYNOW, de Estados Unidos.

OBJETIVO DE LA TENDENCIA

Sin embargo, además de ser una fuente generadora de ingresos económicos, para los artesanos entrevistados por este diario, el objetivo de utilizar los productos de la naturaleza y aquellos que ya están en desuso en la confección de bisuterías artesanales es demostrar que en la moda también se pude utilizar las tres erres: reutilizar, reciclar y reusar.

‘El propósito es enseñarle a las personas que todo lo que desechamos en nuestros hogares puede tener otro uso. Pero que lo hagamos a conciencia y responsabilidad’, comenta la artesana Lucía Moreira de Núñez, quien junto a su esposo Mario tuvieron su stand en la Feria Científica de la Universidad Marítima Internacional de Panamá (UMIP), la semana pasada.

Agrega que ‘cada uno de nosotros algunas vez ha practicado el reciclaje y que un caso común es cuando regalamos la ropa que nuestros hijos van dejando. Allí estamos aplicando las tres erres (reutilizar, reciclar y reusar), pero no se hace a conciencia de que se está contribuyendo en la conservación de la natu raleza’.

Por su parte, la artesana panameña Saida de Toyos, quien lleva más de siete años dedicada a la actividad de manera informal, afirma que el problema es que ‘vivimos inmersos en la cultura de usar y tirar cada día en la basura los recursos que dentro de poco echaremos de menos y eso hay que cambiarlo’.

Cinturones, pulseras, brazaletes y vinchas hechas con flores de jacaranda, chapitas de lata, alfileres y cuentas en desuso, cintas métricas, zíperes dañados y tubos de PVC forman parte de las colecciones que fabrican los artesanos con materiales reciclados.

‘Los diseños de bisutería puede confeccionarse en su totalidad con materiales ecológicos (de la naturaleza) o complementarlos con elementos sintéticos’, destaca de Toyos, agregando que ‘todos los productos realizados con materiales de reciclaje tienen el valor ecológico agregado que los hace más dignos de ser comprados’.