Temas Especiales

28 de May de 2020

Economía

Incertidumbre alcanza a emisores e inversionistas de la Bolsa panameña

Al menos 12 emisores han solicitado modificaciones a términos de sus emisiones. Tres han sido ya aprobadas por el regulador

Los primeros días de abril se negoció un promedio de $9.4 millones al día, lo que, según la Bolsa de Valores, está dentro del promedio histórico.Archivo | La Estrella de Panamá

Las bolsas de todo el mundo se estremecieron con el coronavirus, choque que los medios internacionales llaman el 'coronacrash'. La caída de las acciones, aunada a la incertidumbre inicial por la falta de acuerdo de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), prima aún en los titulares de grandes medios internacionales.

Panamá no escapa a la incertidumbre. Aunque es un jugador relativamente chico, ha ido acaparando mayor mercado rápidamente. Prueba de ello es el crecimiento de 21% en el monto total negociado durante el primer trimestre de este año, en comparación al año anterior. Incluso en los primeros días de abril se negoció un promedio de $9.4 millones al día, lo que según la Bolsa de Valores, está dentro del promedio histórico.

Lo que viene después va a depender del comportamiento de las colocaciones de mercado primario y las negociaciones en el mercado secundario y recompras, explicaron.

Para contener el choque en la bolsa local, la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) emitió el Acuerdo 3-2020, que establecía “medidas especiales y temporales para el registro abreviado de modificaciones de términos y condiciones” de las emisiones. Esto es que los emisores que tienen compromisos de pago que incluyen el vencimiento de los valores, pago de intereses y/o capital a sus inversionistas, podrán solicitar modificaciones a los términos sin la necesidad de cumplir con todos los requisitos del artículo 2 del Acuerdo 4 de 2003.

Hasta este lunes, tres emisiones de valores registrados fueron autorizados por la SMV para modificar sus condiciones. La series modificadas suman $133,419,362.00. Hay al menos nueve solicitudes más listadas por la Bolsa de Valores de Panamá, que fueron publicadas como hechos de importancia entre el 23 de marzo y el 14 de abril.

El Acuerdo 3-2020 emitido por la SMV en marzo incluye la posibilidad de solicitar modificaciones en tasas de interés, razones y/o condiciones financieras, fecha de redención de valores, forma o causales para solicitar redención de los valores y otros pagos relacionados con la redención y el plazo para la declaratoria de incumplimiento.

La excepción –por la coyuntura del coronavirus– obviaría cumplir con todos los pasos del procedimiento regular para solicitar modificaciones a una oferta pública por parte del emisor. Entre los requisitos está reportar el detalle de la asamblea con la aprobación de la modificación propuesta y la fecha, hora y lugar en que se anunciaría la modificación después de haber sido registrada. (Ver gráfica)

La Bolsa de Valores aclaró que de aprobarse, los pagos de intereses y capital se realizarían, solo que en una fecha distinta a la inicialmente establecida. Entre los emisores que han solicitado modificaciones están Star Group Investment, Power Gen S.A., Kadima Holding S.A., Albrook Leasing Company INC, Hormigoti S.A., Empresa Nacional de Energía S.A., Pival Finance S.A., Promoción Médica S.A., Fideicomiso Ithaca Investment Trust, Compañía Azucarera La Estrella S.A. y Real Estate Investment Thrust INC.

La Bolsa de Valores de Panamá sumó emisiones por $3,325 millones en 2019, la mayoría colocadas en bonos corporativos ($2,957 millones). Los emisores más grandes son ETESA ($800 millones), Cable Onda ($600 millones), Xtra ($250 millones), Banco Aliado ($200 millones) y la Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura S.A. CIFI ($200 millones). Juntas acaparan el 62% de las emisiones registradas según el último informe anual de la SMV.

Alexander Quezada García Maritano, gerente de Desarrollo de la Bolsa de Valores de Panamá, analizó que si la cuarentena se extiende hasta finales de año, esto podría suponer un efecto adverso en el mercado de capitales, específicamente con un menor volumen de negociación tanto en el mercado primario (emisiones por primera vez) como en el secundario y en las recompras. Además, una mayor desaceleración de la prevista podría aumentar las necesidades de financiamiento de los emisores e impactar su capacidad de pago, lo que conllevaría una reducción, tanto en emisiones listadas como potenciales, explicó Quezada.

La Superintendencia del Mercado de Valores instó a fortalecer las medidas de contingencia y mitigación de riesgo tanto operativo como transaccional, cumplir con las normas y prevenir e informar sobre cualquier intento de utilización del sistema para actividades tipificadas como blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo.

El regulador también advirtió en un memorando del 7 de abril, que, de ser necesario, está en condiciones de realizar las inspecciones o acciones para preservar la transparencia e integridad del sistema financiero.