La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

América

Macri y Bolsonaro se citan para condenar régimen de Maduro

Los mandatarios trataron la situación venezolana y aprovecharon para renovar su apuesta por Mercosur, bloque que integran junto a Paraguay y Uruguay

Mauricio Macri (i) arribó a Brasilia para reunirse con Jair Bolsonaro (d).

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Brasil, Jair Bolsonaro, aumentaron la presión sobre el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, y al mismo tiempo reconocieron al Parlamento de ese país como la única entidad legítima.

El mandatario brasileño recibió este miércoles en Brasilia a Macri, primer mandatario extranjero que le visita desde su investidura, el pasado 1 de enero, y con quien mostró sintonía al momento de evaluar la situación venezolana.

DIÁLOGO

La cita que mantuvieron ambos líderes latinoamericanos sirvió para renovar un tratado de extradición bilateral.

La agenda bilateral de Mauricio Macri y Jair Bolsonaro también hizo énfasis en el combate al crimen y la corrupción, la cooperación en defensa, el desarrollo espacial, la energía nuclear y el comercio.

La cuestión venezolana la expresó con mucha más claridad y dureza el líder argentino, quien, con el consentimiento de su homólogo brasileño, no dudó en considerar a Maduro como ‘un dictador que intenta perpetuarse en el poder mediante elecciones ficticias', según informa la agencia Efe .

‘Reconocemos a la Asamblea Nacional (Parlamento) como la única institución legítima en Venezuela, elegida democráticamente por el pueblo', apuntó Macri.

Bolsonaro también hizo referencia a Venezuela, aunque no en términos tan duros como los usados por Macri. Pero destacó el compromiso de ambas naciones con la ‘defensa de la libertad y la democracia en la región' y puso como ejemplo la ‘cooperación en la cuestión de Venezuela'.

Argentina y Brasil son parte del Grupo de Lima, un mecanismo político conformado por otros doce países y que decidieron no reconocer al nuevo gobierno de Maduro

MERCOSUR

Durante la cita, ambos líderes también aprovecharon para renovar su apuesta en Mercosur, bloque que ambos países integran junto con Paraguay y Uruguay.

En este sentido, Bolsonaro aprovechó la cita para despejar la dudas respecto a su posición crítica al Mercosur, y valoró el papel del bloque como mecanismo de expansión comercial.

De este modo, subrayó la ‘importancia' del bloque. Sin embargo, también dijo que el mismo debe ser ‘perfeccionado' y agregó que se debe adoptar una ‘nueva agenda de trabajo' con ‘sentido de urgencia'.

‘Necesitamos concluir rápidamente las negociaciones más promisorias', dijo Bolsonaro, en aparente alusión a las tratativas para un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

Además de tratar la situación venezolana y renovar su fe en Mercosur, la cita sirvió a su vez para renovar un tratado de extradición bilateral, así como para discutir una vasta agenda con énfasis en asuntos como el combate al crimen y la corrupción, la cooperación en defensa, el desarrollo espacial, la energía nuclear y el comercio.