Temas del día

28 de Feb de 2020

Mundo

Gaza en paz (temporalmente)

El respiro temporal que la tregua de 72 horas ha dado a la población palestina la aprovechan también los organismos internacionales

Gaza en paz (temporalmente)
Gaza en paz (temporalmente)

Cientos de camiones cargados de alimentos, medicinas y combustible entran en la Franja de Gaza como ayuda humanitaria.

Decenas de israelíes y palestinos trabajan en conjunto en la frontera entre Israel y Gaza para recibir y trasladar a la franja devastada, ayuda humanitaria, trabajo que se inició bajo el fuego cruzado y que no se ha detenido en los más de 30 días de conflicto, aún bajo las más peligrosas condiciones.

La Estrella de Panamá se desplazó hasta el cruce de Keren Shalom, una de las entradas a la Franja de Gaza desde territorio israelí, aprovechando el cese de fuego unilateral del Tzahal, Fuerza de Defensa de Israel, que permitió este lunes el traslado de ayuda humanitaria para los palestinos.

EL CRUCE

El jefe adjunto de la seguridad en el cruce, Yair Ben Or, explicó la rutina diaria en el cruce.

‘El cruce ha operado continuamente... Nuestros empleados han trabajado bajo fuego de mortero con el fin de proporcionar el equipo necesario a la Franja de Gaza. La mayoría de los suministros son medicamentos, ropa de cama, ropa, productos agrícolas y equipos médicos ‘, declaró.

El seguridad del cruce, Ami Shaked, precisó que la mayoría de la ayuda ha sido donada por organizaciones y agencias de la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja y otras organizaciones de ayuda humanitaria.

‘A pesar de la difícil situación y los ataques diarios contra el cruce, hemos procurado trabajar todo el día con el fin de asegurar la entrada adecuada de los productos y el equipo’, explicó, aún a pesar de los misiles que en ocasiones perciben sobre sus cabezas.

Según Shaked, un día antes de esta entrevista, entraron a la Franja de Gaza unos 186 camiones cargados de equipo médico y medicamentos.

El cargamento fue el mayor desde el inicio de la crisis y, entre otras cosas, contemplaba unas 3,000 unidades de sangre, tanques de agua y generadores para el suministro de electricidad a los hospitales locales.

También se entregaron miles de litros de gasolina y diésel, así como 87 toneladas de gas natural.

Desde el inicio del conflicto, se ha registrado el ingreso a la franja de 1,752 camiones con ayuda humanitaria.

Junto a los israelíes trabajan palestinos provenientes de la misma Franja de Gaza, como Ayub (nombre protegido), procedente de Rafiah, en la frontera con Egipto.

Él mismo explicó a los periodistas que trabajar con los israelíes en labores humanitarias no puede ser malo y cuando se le preguntó su opinión sobre la prolongada guerra, reconoció resignado que en la región es una situación con la que hay que vivir.

‘Es así’, apuntó cabizbajo y siguió con su trabajo.

Los militantes de Hamás han dado muerte a decenas de palestinos acusados de ser traidores y aliados de Israel o del partido palestino en Cisjordania, Al Fatah.

Entre la ayuda que llegaba durante la visita que hizo este diario a la zona en conflicto, descargaban sacos de granos provenientes de Turquía, donados al Fondo de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, frutas y cereales israelíes, entre otros alimentos.

Fue posible ver, además, la terminal desde donde se despacha combustible y gas para la Franja de Gaza.

CESE AL FUEGO Y TREGUA HUMANITARIA

La Yihad Islámica y Hamás acordó este martes una tregua de tres días con Israel tras la mediación egipcia.

Los motivos declarados fueron humanitarios.

Los muertos palestinos superan, en lo que va de conflicto, los 1,800, y los heridos, más de 9,000, según los organismos hospitalarios en Gaza. Según Israel, entre los abatidos hay al menos 900 milicianos islamistas.

Del lado israelí, son cerca de 60 los muertos y más del 70 por ciento son soldados.

Hoy, viernes, a las ocho de la mañana, vencen las 72 horas de cese al fuego.

La destrucción de infraestructura en la Franja es terrible y llevará años repararla, según reconocen los diferentes organismos de la Organización de Naciones Unidas presentes en el área.

En la tarde del jueves, el portavoz de la Brigada Izz Ad Din al Qassam, brazo militar de Hamás, Abu Ubedia, llamó a su delegación en El Cairo a ‘no acordar prolongar el alto el fuego si no aceptan nuestras demandas’. ‘Estamos dispuestos a reiniciar nuevamente la lucha y a transformar los tanques del Ejército de Defensa de Israel en juguetes’, amenazó Abu Ubeida.

Al inicio de esta semana, Israel replegó de Gaza sus tropas terrestres, sin que significara una retirada, según dijeron los mandos militares en la zona, y advirtieron que responderán de inmediato al fuego, si Hamás vuelve a atacar.

Kerem Shalom, en la frontera con Israel, es la única puerta de entrada de ayuda humanitaria a Gaza.

El gobierno egipcio del general Al Sisi tiene cerradas sus fronteras con Gaza porque desconfía de Hamás; sin embargo, la frontera se abre para recibir heridos, al igual que de la de lado israelí.

Uno de los obreros árabes que opera en la puerta relató que cuando Hamás comienza a lanzar misiles sobre Israel solo se tiran al suelo para cubrirse porque no les da tiempo de llegar al refugio.