La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Nacional

'Nuestra Iglesia es santa... y pecadora', señala la CEP

Tras conocerse las presuntas “conductas inapropiadas y escandalosas” de tres sacerdotes, la CEP afirmó que la Iglesia perdurará a pesar de los pecados de sus miembros

Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa.Archivo | La Estrella de Panamá

Tras conocerse de la presunta comisión de “conductas inapropiadas y escandalosas” de los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid, quienes fueron separados de sus funciones y deberes como presbíteros, la Conferencia Episcopal Panameña (CEP), afirmó que la Iglesia católica perdurará a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros.

“La Conferencia Episcopal Panameña, ante los dolorosos y escandalosos acontecimientos en los que se han visto involucrados sacerdotes, reitera las palabras del Santo Padre al señalar que la Iglesia católica ha perdurado por más de 2,000 años y perdurará, a pesar de la fragilidad y los pecados de sus miembros, porque es un proyecto de Dios”, sostuvo el organismo.

“Nuestra Iglesia es Santa porque ha sido instituida por Jesucristo; y pecadora, porque está formada por hombres y mujeres pecadores. En la historia del cristianismo y de la Iglesia católica, 'con tantos pecados, tantos escándalos no colapsó, porque Dios está ahí. Somos pecadores, y aun con frecuencia damos escándalo. Pero Dios está con nosotros', nos ha recordado recientemente el Papa Francisco”, afirmó la CEP en un comunicado.

El ente de la Iglesia católica recordó que como parte de la tradición cristiana, se dedica el día jueves a la oración por las almas sacerdotales, recordando que fue el día en que Cristo instituyó los sacramentos del orden sacerdotal y la Eucaristía.

En tal sentido, pidió que en los próximos jueves en todas las parroquias del país y en las reuniones de grupos y movimientos eclesiales, se dedique con mayor fervor una jornada de oración por la santificación de los sacerdotes y en reparación por estos graves pecados que hieren la credibilidad de muchos y debilita su fe.