Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Eduardo L. Lamphrey R.

Columnistas

1 de Mayo a lo panameño

El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial

1 de Mayo a lo panameño
1 de Mayo a lo panameño

El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. Desde su establecimiento en todos los países, por acuerdo del Congreso Obrero Socialista celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago, que fueron ajusticiados por su participación en las jornadas de lucha por consecución de la jornada laboral de ocho horas que culminaron en la huelga del 1º de Mayo de 1886, en los Estados Unidos de América, hecho que fue el origen de que dicha celebración se lleve a cabo en esta fecha.

En nuestro país, según el artículo 46 del Código de Trabajo, modificado por la Ley de 1990 y la Ley 51 de 1999, este día es declarado de descanso obligatorio por fiesta nacional. Aquí solo el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares, Suntracs, conmemora el 1 de Mayo, por lo general concentra a los obreros de la construcción en una marcha que recorre desde el parque Porras hasta la Plaza 5 de Mayo, allí exigen reivindicaciones sociales y laborales a favor de la clase obrera y, en general, para las grandes mayorías del país.

Este año, espero que la marcha exija respuesta positiva gubernamental frente al alto costo de la vida, la canasta básica de alimentos, la inseguridad en los barrios populares, por mejoras en la salud, especialmente mejor atención de la Caja de Seguro Social, el trasporte público, la educación, por el sector indígena y el medio ambiente. Por respuesta inmediata del Ministerio Público y la Asamblea Nacional hacia los procesos de corrupción, pedofilia y nepotismo de los magistrados, tanto electorales como de la Corte Suprema. Por reforzar la integración de los pueblos en la región, tal como lo hacen los países del cono sur.

Esta marcha, es un esfuerzo reconocido por esta fuerza de trabajadores que lucha por sus pretensiones y por las del pueblo panameño, aun teniendo claras deficiencias ideológicas y organizativas, que no la han podido consolidar como una fuerza política partidista, tal como se desarrollan en otras naciones hermanas.

Aun así, sin un apoyo político de los partidos tradicionales y con una percepción muchas veces indecisa de la ciudadanía panameña, referente al movimiento sindical, muestran una clara voluntad clasista que lo hace ponente claro de todas las luchas reivindicativas del pueblo panameño.

En países hermanos, esta fecha dinamiza fuertes movimientos sindicales, multitudinarias protestas en las grandes ciudades, jornadas de enfrentamientos con las fuerzas represivas gubernamentales, demostrando fuerza y unidad para las fuerzas de poder político.

Con el transcurrir del tiempo, las luchas de los trabajadores en el mundo han aumentado, encaminándose por la defensa de los derechos fundamentales, a exigir mejores condiciones de vida y de trabajo, al alcance de cambios de trascendencia en lo político, social, cultural y económico que incidan en la construcción de otro mundo posible. Para allá vamos, ahora el movimiento sindical demuestra lo que tenemos en nuestra cruda realidad política.

ECONOMISTA

==========

‘Este año, espero que la marcha exija respuesta positiva gubernamental frente al alto costo de la vida, la canasta básica de alimentos, la inseguridad en los barrios populares, por mejoras en la salud...'