La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Eugenio Allard Olmos

Columnistas

Somos por lo que actuamos

Siguen sucediendo situaciones de vieja data, en campañas políticas se ofrecen puentes sobre ríos que no existen

Siguen sucediendo situaciones de vieja data, en campañas políticas se ofrecen puentes sobre ríos que no existen, prometen hasta el cansancio eliminar la pobreza, etcétera. Al final de sus periodos, los pobres quedan más pobres y se anexan más personas a la lista de millonarios.

¿Cuándo será que un presidente electo por votación popular ejecute sus funciones con justicia y que sea leal a su pueblo y no al ‘establishment ' y que sus ministros sean personas de igual proceder o de igual calibre, ejecutando sus deberes con el derecho como regla y la justicia como nivel, es decir con sentido común? De ser así, cada uno de ellos, desde el presidente para abajo, serán como cortavientos o como un refugio para guarecernos del temporal, serán como la sombra de un cerro en medio de una llanura calurosa.

Sobre la corrupción presidencial, ejemplos hay en cantidades. Cuando estaban en el poder, lo importante para ellos era el ‘crecimiento económico ', olvidando por completo el desarrollo social de su país, desfalcando las arcas públicas, malversando los fondos públicos, torciendo las leyes existentes a su favor, y un largo etcétera.

Cuando se les llama a rendir cuentas, huyen, dizque por ‘persecución política ', solo ellos se lo creen. Paso seguido, contratan a personas para que les ayuden a soslayar a la justicia. Estos contratados empiezan a torcer, dilatar, manipular, distraer, etc. Buscan, como aguja en un pajar, comas, tildes, puntos, mayúsculas y minúsculas mal puestas, para tratar de quitarle de encima la mano de la justicia a su contratante. Ellos manejan eficientemente el tema de lo actuado por su protegido, teniendo conciencia de que estos sucesos corruptos fueron extremadamente visibles, audibles, entendibles e insostenibles. Entiendo que los abogados son auxiliares de la justicia.

Estas personas, no le tienen el más mínimo respeto a DIOS, ellos aman a su propio dios. Olvidan que DIOS los colocó allí y entre más responsabilidades te da DIOS, si fallas, más severo será el castigo. DIOS te derrumbará de un solo golpe.

Alejarse de la presencia y de la palabra de DIOS, provoca desastres.

JUBILADO