Temas Especiales

06 de Jun de 2020

John A. Bennett N.

Columnistas

Trump ganó gracias al socialismo

Peor fue que algunos recibieran notificaciones de aumentos de más del 100 % días antes de las elecciones

Todo el cacareo mediático se centra alrededor de la propuesta muralla fronteriza con México, y tantos otros enredos, pero poco se ha informado por lo que bien puede ser la principal causa del éxito electoral de Trump que fue el desastroso programa de seguridad social, apodado ‘ObamaCare' o ‘Affordable Care Act', que traduce a: ‘plan costeable de cuidado social médico y tal'. Pero resultó que, como toda quimera socialista, fue un engaño.

Y peor fue que el dique del ObamaCare se reventó justito antes de las elecciones; cuando ya venía imponiendo aumentos de hasta el 50 % en primas a los asegurados. Peor fue que algunos recibieran notificaciones de aumentos de más del 100 % días antes de las elecciones.

Obama había prometido reiteradamente que su gran plan no traería ningún cambio, y menos aumentos; pero que millones lograrían cobertura social económica. Sin embargo, rápidamente comenzó a emerger la realidad de aumentos en primas y disminución en los servicios. Además de que los asegurados ya no querían usar los seguros, por razón de los deducibles y las trabas: cuando te decían, ‘sí, pero tienes que traer más documentos y un pitito'. Y tampoco hay que culpar a las empresas, que solo intentaban sobrevivir a un sistema inviable. Era un espanto de burrocracias y control de precios. No duden que esto fue factor decisivo en el aparatoso accidente de los demócratas.

La historia está llena de casos similares, cuando los populistas intentan regalar lo que no es suyo, en la búsqueda de permanencia política. Así ocurrió con la Revolución francesa, la rusa, e inclusive con la estadounidense; y ni hablar del cambio dramático de la República Weimar al Tercer Reich. Tarde o temprano el pueblo se harta de la robadera de los politicastros. Lo malo es que la furia les puede llevar a votar hasta por el mismo Lucifer.

Y nada mejor que ejemplos. En un caso, en donde se pagaban $237 de prima mensual, el aumento se fue a $689 mensuales; mientras que justo antes de las elecciones subió a $917. Y ello con un plan deducible mucho más alto. Otro caso fue de un cliente que ese año logró ganar más ingresos que jamás en su vida; y, sin embargo, tuvo que dejar su plan de seguro médico. Y como dijo el señor: ‘Ni modo que voy a pagar eso por algo que lo más probable no llegaré a usar'. Mejor es ir por fuera y contratar un plan catastrófico; pero ello deja por fuera a los hijos, y todo gracias al ObamaCare.

Por otro lado, las empresas que daban ventajas con planes médicos a sus trabajadores, se han visto obligadas a dejarlos; y en particular los llamados ‘planes Cadillac'. Y así vemos que la lista de casos es tan dramática como extensa. Pero más aún, ya desde antes del ObamaCare el sistemas de seguridad social andaba muy mal. El problema con los socialistas es que están llenos de buenas intenciones que conducen directamente al desastre.

En fin, si tratamos de entender el más extraordinario fenómeno de las elecciones estadounidenses de los últimos 150 años, bien podemos pasearnos por los rincones de vanas ideologías, así como de los cambios culturales y de paradigmas; pero, también podemos, simplemente, enfocarnos en la terrible realidad del fenómeno socialista que le costó el Gobierno a los demócratas.

EMPRESARIO