26 de Feb de 2020

Dennis Allen Frías

Columnistas

Las elecciones primarias en Panamá

Rompiendo una tradición política panameña, el Tribunal Electoral, en las reformas electorales de 1997

R ompiendo una tradición política panameña, el Tribunal Electoral, en las reformas electorales de 1997, estableció la obligación como método de elegir al candidato presidencial en los partidos políticos de las primarias partidistas.

Las primarias para elegir al candidato presidencial rompían y hacía añicos las componendas y acuerdos bajo la mesas que históricamente sucedían en Panamá y que luego, como mero formalismo, se consagraban en una Convención Partidaria donde muchas veces se habló de las compras de los convencionales y de métodos no muy legales para lograr la victoria y la candidatura.

Por primera vez, los inscritos en los partidos políticos fueron consultados y su voluntad mayoritaria impuso las candidaturas a presidente que en cada partido político panameño reflejó las simpatías mayoritarias.

Este avance en el proceso electoral tuvo retrocesos cuando algún sector político intentó volver al método de Convención, negando la participación de los inscritos en los partidos políticos en la selección del candidato presidencial.

Entre los muchos logros y avances que contiene el paquete de Reforma Electoral del 2016, propuesto a la Asamblea Nacional por el Tribunal Electoral, destaca el tema de las elecciones primarias para todos los cargos de elección popular.

En las reformas a los artículos 219, 235A, 235B, entre otros, podemos comprender la importancia para el proceso electoral y el cuidado que tuvo la Comisión cuando abordó este tema.

En el artículo 219 propuesto, se establece que el Tribunal Electoral, un año antes de la fecha de las elecciones, convocará a elecciones generales y en el siguiente párrafo dice: ‘Antes de esta fecha queda prohibida cualquier actividad electoral; excepto las actividades inherentes a la escogencia de las autoridades internas'.

En el artículo nuevo 235A, se establece que, además de la reglamentación, organización, fiscalización y financiamiento de las actividades partidarias, dentro de los quince días siguientes a la convocatoria, cada partido político comunicará al Tribunal Electoral la fecha o fechas en que se realizarán sus primarias.

Entre la convocatoria y las fechas de las primarias no puede haber menos de tres meses. Las elecciones primarias se realizarán en tres fechas que determinará el Tribunal Electoral, a razón de una por mes entre agosto y octubre siguientes a la fecha de la convocatoria a elecciones.

En el artículo nuevo 235B, se detallan las responsabilidades del Tribunal Electoral referente a las primarias partidarias.

Las elecciones generales deberán celebrarse en mayo de 2019, lo que impone la convocatoria y reglamentación de estas elecciones para mayo de 2018. El Plan General de Elecciones 2019 debió iniciarse en los meses de verano de 2017, tal como la costumbre y las previas reglamentaciones lo indican, para asegurarse de cumplir cabalmente con toda la ruta crítica del proceso electoral. Lamentablemente, hasta la fecha de este escrito, aún no se ha dado segundo debate a estas reformas electorales.

Si la clase política representada en la Asamblea Nacional aprueba estos artículos propuestos, se da un paso agigantado a poner orden en la ruta a las elecciones 2019. Se logrará evitar el adelanto de la campaña electoral de 2019, ya que con las normas vigentes, hasta un año antes de la apertura del proceso electoral se podría hacer una postulación presidencial, con lo que estaríamos nuevamente viviendo dos años de campaña política: 2018 y 2019.

Limitar las primarias a los meses de agosto, septiembre y octubre de 2018 ayudaría a la gobernabilidad del país, evitando que para este año 2017 y los cinco primeros meses de 2018.

La organización de las elecciones para elegir dirigente, así como las primarias se han venido dando en Panamá a solicitud de los partidos políticos al Tribunal Electoral. Pero también a nivel del continente tiene precedentes en Honduras, Uruguay y Argentina. Incluso, se prevé la posibilidad de realizar en un solo domingo todas las primarias de los partidos políticos, para ayudar a la organización y fiscalización, además de dar una rápida respuesta al país sobre los candidatos a todos los cargos de elección popular.

Creo en el Tribunal Electoral y su capacidad para organizar correctamente las primarias partidistas, así como continuar con la buena práctica de organizar las elecciones de los dirigentes; ahora la responsabilidad recae en la Asamblea Nacional, donde las acciones y decisiones deben ser producto de un gran sentido de Patria.

Finalmente, me acojo a las atinadas palabras del Cardenal Lacunza, cuando en el acto de instalación de la Comisión Nacional de Reforma Electoral, el 8 de enero de 2015 dijo: ‘Y ojalá los Honorables Diputados y los demás gobernantes asuman los consensos alcanzados en la comisión'.

CORONEL DEL BCBRP.