La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Arturo Marquínez B.

Columnistas

Ruta de la Seda: Proyecto vial Panamá - David - Frontera

Una carretera es mucho más invasiva de los ‘depredadores humanos', ya que les permite su asentamiento a todo lo largo de la vía

Desde hace varias décadas hemos venido escuchando diversos planes de los Gobiernos de turno para la famosa ‘Conquista del Atlántico' panameño. Mientras tanto, se construyen carreteras costaneras en la provincia de Colón, y accesos por el norte de Veraguas.

Existen algunas opiniones sobre la conveniencia de construir un sistema vial (carretera o línea férrea) desde la frontera con Costa Rica hasta la frontera con Colombia. Nadie puede negar la importancia para el transporte de carga que tiene una línea ferroviaria, tal como lo tienen los países más avanzados.

Sabemos que una carretera es mucho más invasiva de los ‘depredadores humanos', ya que les permite su asentamiento a todo lo largo de la vía. A diferencia de una línea férrea, en donde solo hace sus paradas en sitios específicos o poblados existentes. Hay que recordar que debemos cuidar nuestra flora y fauna, especialmente por el Corredor Mesoamericano.

Nuestro actual gobernante ha planteado un proyecto ferroviario de Panamá — David — Frontera por la Ruta Sur, paralela a la carretera Interamericana (sistema vial existente), y actualmente modernizado a doble vía que sirve a todos los poblados importantes. Este proyecto de interés principal de otro país por la llamada ‘Ruta de la Seda', no debiera ser financiada por la República de Panamá, y mucho menos con los recursos del Canal de Panamá.

De llevarse a cabo dicho proyecto, es nuestra opinión personal que su alineamiento sea por la Ruta Norte, partiendo del antiguo Puente Internacional (ferroviario) sobre el río Sixaola en Guabito (Bocas del Toro) hasta las riberas del Canal de Panamá, para el transporte principal de carga de Centroamérica y México.

Posteriormente pudiera planificarse un ramal (paralelo al oleoducto actual), desde Puerto Armuelles (Chiriquí) a Chiriquí Grande (Bocas del Toro), que sería un nuevo ‘Canal Seco', y/o extender la línea del área del Canal hasta la frontera con Colombia, de así convenirle a la República de Panamá.

Esto es solo una opinión personal, con el propósito de evaluación por las autoridades, pues, una inversión de esa naturaleza por la ruta paralela a la vía existente, nos parece inadecuada e improcedente para los intereses de los panameños.

ARQUITECTO