Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Yolanda I. Crespo D.

Columnistas

Nueva novela de Joël Dicker

‘Joël Dicker, de 33 años, ha escrito una novela de suspenso, ha vendido cuatro millones de libros'

La desaparición de Stephanie Mailer es un thriller del escritor suizo Joël Dicker (1985), se hizo famoso con su obra La verdad sobre el caso Harry Quebert , ambientada en un lugar imaginario en las afueras de Nueva York.

Atesora una severa crítica a la civilización actual, a la sociedad de consumo, la infidelidad, las relaciones destructivas, la influencia de las redes sociales, censura la basura televisiva, denuncia la corrupción política y periodística, la doble moral, el machismo.

Una joven periodista descubre que la persona que fue condenada por el crimen cometido el 30 de julio de 1994, era inocente, que la verdad estaba a la vista. El asesinato no fue intencional, realmente, solo se quería asesinar a Meghan, la esposa de Samuel Padalin, cuando estaba haciendo su rutina de ejercicios. Pero el hijo del alcalde observó la escena del crimen, esto ocasiono que el asesino entrara a la casa del alcalde y borrara toda evidencia de lo ocurrido. El crimen sucedió durante la inauguración del primer festival de teatro, en la supuesta ciudad de Orphea, una pequeña comunidad de veraneo, en el estado de Nueva York, que es donde el autor sitúa sus obras. Allí se dio un cuádruple asesinato: al anochecer en frente de la casa del alcalde, Joseph Gordon, muere Meghan ajusticiada, el criminal entra en la residencia del alcalde, donde tanto el político como su esposa Leslie y su hijo fueron acribillados a balazos despiadadamente.

Cuando Padalin encontró el cadáver de Meghan, su mujer no se imaginaba por qué la habían matado.

En ese tiempo los encargados del caso se equivocaron, Jessie Rosenberg, capitán de la policía estatal de Nueva York, y Derek Scott, sargento, compañero de fatigas, tomaron las riendas del caso. Y se condenó a una persona inocente. Darla, mujer de Scott, y Natasha, la novia de Jesse, se pasaban probando recetas, porque tenían planeado abrir un restaurante en Orphea que iban a llamar La Pequeña Rusia.

Dos décadas más tarde, el capitán Jessie Rosenberg asiste a la recepción de despedida que cambiará el rumbo de su vida y reabrirá la investigación del asesinato, la policía estatal de Nueva York había hecho un evento muy bien montado con motivo de su retirada. En esa velada, la joven periodista emigrada de New York, Stephanie Mailer, que ahora trabaja para el periódico del pueblo llamado el Orphea Chronicle, se acerca a Jesse y le dice que ella ha estado investigando y ha descubierto que en el caso del cuádruple asesinato, se condenó a una persona inocente, Jessie que pensaba que había manejado de manera espectacular el caso, había dejado libre al asesino. Rosenberg dejó al asesino suelto, él creía haber cerrado en 1994, y el caso es que no se ha castigado al responsable, por lo tanto sigue, según Sthephanie, sin resolver, se equivocó de asesino, lo más triste es que: ‘Tenía la respuesta ante los ojos, capitán Rosenberg. Sencillamente, no la vio'.

Rosenberg no le da mucha importancia a las palabras de Stephanie, hasta que dos días después ella desaparece, el asesino la cita fuera de un local nocturno y la mata. A los pocos días aparece su cadáver, la encuentran en las afueras, Jessie decide volver a investigar por su cuenta. Encontramos una relación adúltera del asesino de Mailer, con la compañera de cuarto de Stephanie. Este hombre se endeuda para impresionar a su amante y termina matándola.

Joël Dicker, de 33 años, ha escrito una novela de suspenso, ha vendido cuatro millones de libros. Abunda en el tema de cómo ‘las reminiscencias del pasado llegan al presente'. Encontramos que las personajes que menos imaginamos pueden ser los asesinos, que no dejan de ser ‘personas normales que han traspasado la línea'.

Sostiene: ‘La cultura está amenazada por la falta de responsabilidad'.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE.

LA DESAPARICIÓN DE STEPHANIE MAILER, JOËL DICKER, ALFAGUARA, 2018.