Temas Especiales

17 de May de 2022

  • Juan Lodoño

Columnistas

Seminarios ‘pro-valores' y crisis de valores: una aproximación crítica

Podemos decir, además, que existe una reducción de lo axiológico a lo ético.

Durante este año, se organizaron algunos ‘seminarios pro-valores' que buscaban encontrar alternativas de solución a la llamada ‘crisis de valores'. Frente a esto, los estudiantes de primer año del curso de Axiología de la Licenciatura en Filosofía, Ética y Valores de la Universidad de Panamá, consideramos necesario exponer algunas a claraciones.

Todos estos seminarios pasan por alto el conocimiento del significado del concepto ‘valor', porque, en términos generales, ninguno de ellos propone una definición del mismo; además, siempre hacen referencia a ‘valores', en plural, como si no existiera el singular correspondiente, sin el cual no serían posibles las diferentes categorizaciones axiológicas.

El concepto ‘valor' (en singular), no debe reducirse al coraje, la temeridad o la valentía (que son, de hecho, un cierto tipo de valores), sino que abarca todo lo estimable y valioso en sí mismo y que, además, consideramos un bien que nos conduce a la virtud. Dicho esto, todos los ‘valores' (en plural) tienen las características antes señaladas, independientemente de su categoría o jerarquía axiológica, verbi gratia : cívicos, morales, estéticos, políticos, religiosos, económicos, etc.

La falta de una definición del concepto ‘valor' explica la causa por la cual los organizadores de estos eventos asumen que la ética es la única disciplina que tiene que ver con aquellos valores que se promueven en estos seminarios, lo que evidencia el desconocimiento total de la Axiología como la disciplina que estudia primariamente el valor en tanto problema filosófico.

Podemos decir, además, que existe una reducción de lo axiológico a lo ético. Esta reducción se hace evidente cuando observamos que pretenden ‘promulgar valores' haciendo alusión a la ética, como si esta fuera la única disciplina que se dedica a su estudio.

También esto tiene que ver con la manera en que se trata la crisis de valores, porque, al referirse exclusivamente a valores morales, se desconoce totalmente la existencia de valores de otro orden, como queda dicho anteriormente.

Debemos preguntarnos cuáles son los criterios de selección de los valores que estos seminarios pretenden promover, ya que ellos no definen las fuentes (autores, diagnósticos, etc.) de tales criterios, para así entender cuáles valores están en crisis y que, según ellos, se deberían promover.

Decimos esto porque pensamos que es menester partir de una evaluación cuidadosamente elaborada sobre la comprensión de los fundamentos de la ‘crisis de valores', lo que solo es posible mediante la identificación, descripción y explicación de los mismos.

Si bien es cierto que la ética se refiere a los valores morales, esta no los define, sino que son en sí su objeto de estudio en cuanto a la conducta deseable; es decir, al deber ser.

Hemos querido, con esta contribución, evidenciar que hay una necesidad de alcanzar una claridad conceptual en torno al valor y su significado como condición sine qua non para fomentar el debate público en torno a una conducta ética deseable.

*FIRMA EN REPRESENTACIÓN DEL GRUPO DE ESTUDIANTES DE ÉTICA Y VALORES, PRIMER AÑO DE FILOSOFÍA, UNIVERSIDAD DE PANAMÁ.