Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Román R. Ayalaopinion@laestrella.com

Columnistas

Una provincia en riesgo

“Hay muchas cosas que hacen grande a la joven provincia de Panamá Oeste, cosas que no podemos permitir que se marchiten por los altos índices de delincuencia [...]”

Panamá Oeste se compone de cinco distritos, de los cuales la mayor parte de su territorio es campesina; gente trabajadora que cultiva la tierra en Zangüenga para tener la mejor piña de exportación o como en Capira que se cultivan el aguacate, el maíz y la guayaba.

Históricamente del puente pa´cá se mantienen buenas costumbres, es como el pueblito por el cual se tenía que pasar para ir a carnavales en Las Tablas o para ir a visitar a los abuelos en Chiriquí.

Hoy día, nuestra provincia tiene la parada obligatoria en Quesos Chela, el desayuno típico los domingos en alguna fonda de La Chorrera y hermosas playas en Chame y San Carlos.

A tan solo 10 minutos de la ciudad capital, Arraiján tiene la playa de Veracruz, que podría convertirse en un verdadero punto turístico y que aportaría a la economía local de manera sustanciosa; esto sin olvidar a Panamá Pacífico, el hub logístico mejor valorado de la región.

Hay muchas cosas que hacen grande a la joven provincia de Panamá Oeste, cosas que no podemos permitir que se marchiten por los altos índices de delincuencia que estamos viviendo en carne propia los que vivimos en esta zona del país.

En los últimos meses Arraiján y La Chorrera han sido escenario de asesinatos, asaltos e intentos de secuestro; en las noches se escuchan detonaciones y los jóvenes pandilleros no respetan a los ciudadanos, al abiertamente posar fumando marihuana en una esquina o en un callejón.

La policía, a pesar de que trata de reaccionar con pie de fuerza, no cuenta 100 % con los recursos, la moral se les cae al piso, al ver que capturan a un delincuente y la justicia pareciera garantizar más los derechos del victimario que de las víctimas.

¿Qué ha pasado con la certeza del castigo? Donde queda el discurso de los políticos que prometen gobernar con mano firme y los diputados que no gestionan verdaderas leyes en favor de la comunidad.

La ciudadanía no cree en números y estadísticas, señor presidente, y usted por mandato constitucional debe llamar a todos los organismos del Estado, para que luchen en garantizar la seguridad de todos los panameños.

No permitamos que esta hermosa y creciente provincia caiga.

Cofundador del Movimiento Ciudadano Juventud Panamá Oeste.