Panamá,25º

13 de Dec de 2019

Virgilio Correa

Columnistas

Colombia, Costa Rica y Panamá: tercera potencia económica en Latinoamérica

“Si uniéramos y sumáramos los logros de los tres países en uno, Colombia, Costa Rica y Panamá, seríamos el mejor país después de Brasil y México, superaríamos a la Argentina y Chile”

En estos momentos, en que la relación gubernamental entre Colombia y Panamá se encuentra en una situación “de mucha mejoría”, hemos querido presentar este análisis para alentar a una solución en el soluble diferendo actual, ponderando el futuro de eso países fronterizos con armonía y amistad.

Toda vez que los presidentes de Colombia y Panamá se reunieron el 13 de noviembre pasado e hicieron declaraciones muy positivas para mejorar nuestras relaciones bilaterales y Costa Rica ya se hizo lo mismo hace poco.

El momento histórico actual nos hace pensar sobre la situación vivida por Alemania y Francia, después de la Gran Guerra y que ADENAHUER y De GAULLE supieron superar en 1962, durante la Misa de la Reconciliación en Reims. Esperamos que algo similar ocurra pronto entre Colombia y Panamá, ya que las diferencias entre estos dos países hermanos no se comparan en nada con las de Alemania y Francia del pasado, y ellos pudieron superarlas hace más de 57 años. Hoy día son los dos mejores países de Europa y sus relaciones bilaterales son un gran ejemplo mundial.

El FMI definió el producto interno bruto (PIB) a valores de paridad de poder adquisitivo (PPA), como la suma de todos los bienes y servicios finales producidos por un país en un año, en relación a su paridad del poder adquisitivo (PPA).

Los cinco países más importantes en el 2018 en America Latina, según el FMI, fueron: Brasil, México, la Argentina, Colombia y Chile.

La diferencia en el PIB entre Colombia y Argentina es únicamente de 170 000 PPA, que al adicionarle los PIB de Costa Rica y Panamá, que superan ambos los 200 000 PPA, de esta forma los tres países juntos superarían a la Argentina en casi 30 000 PPA.

El PPA es una medida de la ONU que calcula el valor real comparado entre los países, buscando un agregado homogéneo de cálculo.

Entonces, una alianza estratégica trilateral entre COLOMBIA, COSTA RICA y PANAMÁ, a través de mecanismos parecidos a los empleados por la Unión Europea, o el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (ex-Nafta) u otros ejemplos similares en otras partes del mundo, podrían permitir inmediatamente hacer valer una gran fuerza entre esos tres países fronterizos alrededor del Canal de Panamá. Iniciándose por una unión aduanera y proteger esos países de futuros conflictos y sobre todo de la situación conflictiva reinante en Suramérica actualmente.

Definitivamente seríamos el tercer país más poblado de Latinoamérica (casi 55 millones de habitantes), se podría erigir en una unión [tripartita] entre tres países vecinos, haciéndolo soñar como aquella alianza estratégica europea denominada: “BENELUX”, en la posguerra.

Podría tratarse de una unión de las aduanas, fiscal, monetaria, comercial, financiera y de desarrollo social.

Una forma de integración intensa moderna del siglo XXI. Un ejemplo para toda la América Latina. Un laboratorio incubador de ideas por explorar, además Bogotá está a 1h20 de Panamá y San José a 50 minutos.

Colombia y Costa Rica no están en ninguna lista gris, pertenecen a la OCDE (Panamá ha sido repudiado por este ente recientemente), ambos países han mejorado sus puestos en el ranking de la WEF en el 2019, de #60 pasó a #56 del mundo, superando a Panamá que decreció del puesto #64 en el 2018 al #66 en 2019, por culpa del Gobierno de Varela y Saint Malo.

Costa Rica está en proceso de adherirse a la OCDE. Nosotros debemos acelerar ese proceso de entrada.

La unión de Colombia (#56), Costa Rica (#62) y Panamá (#66) en el índice de competitividad del WEF al 2020 nos pondría casi al mismo nivel que Chile (#33 del mundo), que fue este año #1 de Latam, como en años anteriores.

La conectividad al cable de Google nos haría valer mucho más en esa integración tripartita alrededor del Canal de Panamá.

Europa está anclada en Colombia y Costa Rica. España y Francia juegan ambas papeles muy importantes en las economías colombiana y costarricense. Este hecho real recaería sobre el hub de conectividad de Panamá, una vez esta alianza tridimensional sea contemplada seriamente para hacerle frente a los desafíos del siglo XXI.

Numéricamente hablando podríamos imaginar que en poco tiempo seríamos la tercera potencia económica de toda la América Latina, tomando así el puesto actual de la Argentina. Si uniéramos y sumáramos los logros de los tres países en uno, Colombia, Costa Rica y Panamá, seríamos el mejor país después de Brasil y México, superaríamos a la Argentina y Chile. Ambos hoy en día muy complicados por sus realidades económicas y políticas. Mientras que Colombia, Costa Rica y Panamá escapan al modelo socialista andino del siglo XXI. Una razón de más para pensar en esta inaudita modalidad. Una alianza estratégica bolivariana para beneficio de los tres países fronterizos.

Bogotá y Panamá eran las dos ciudades más queridas de Simón Bolívar, la primera por sus universidades y su residencia política (la Quinta de Bolívar) y la segunda por su conectividad y aspiraciones futuras (el Congreso Anfictiónico). De la unión de ambos, más Costa Rica, serenamente solo pueden salir cosas buenas, siguiendo el verdadero dogma bolivariano.

Empresario