Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Mario Mariscal

Columnistas

Hasta luego, Escolástico 'Fulele' Calvo

La semana pasada partió hacia la eternidad, el periodista Escolástico “Fulele” Calvo Murillo, quien ha dejado una larga y brillante trayectoria en el ejercicio del Periodismo, tuvo momentos buenos y malos por ser un defensor de los débiles, perseguidos y de los sectores populares del país.

Fulele, como todos lo conocimos, comenzó como mensajero y trabajador manual del diario La Hora, de allí entró a la redacción y luego quedó como director de este mismo periódico, fue un gran intelectual y amante de la lectura, pero sobre todo fue un hombre con una sensibilidad humana extraordinaria.

Hoy quiero testimoniar mi agradecimiento a este gran panameño y a sus hijos, pues cuando yo era un estudiante rebelde por los años 1977, 1978 llegué a la Revista MAS y Radio Tic-Tac, allí tuve mi primer trabajo en un medio de comunicación, y aprendí las técnicas de redacción y de radio con grandes maestros.

Debo mencionar que junto a Jorge Luis Calvo y Horacio Calvo destacamos en la crónica roja y en el periodismo político entrevistando a grandes figuras del acontecer nacional.

Fulele Calvo me dio la oportunidad de crecer para hacer un nombre en esta profesión, me orientó y en los momentos difíciles siempre conté con su apoyo y su mano amiga, al igual que la de sus hijos.

Hoy partió a la Casa de Dios donde compartirá su mesa, pues Fulele fue un buen hijo, un buen hermano, un buen padre y un buen amigo, que nos dejó un legado de lucha y superación constante.

Hoy le digo hasta luego a ese gran maestro del periodismo y a ese gran amigo que en su momento estuvo pendiente de mí, me aconsejo y me ayudó a superar muchos obstáculos.

Periodista