Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Martín Torrijos Espino

Columnistas

Saldremos adelante

La humanidad enfrenta uno de los retos más nefastos que hayamos vivido. Lo impensable sucedió y hoy todos estamos expuestos, nadie está exento.

La humanidad enfrenta uno de los retos más nefastos que hayamos vivido. Lo impensable sucedió y hoy todos estamos expuestos, nadie está exento. Una crisis tan profunda, que ha puesto a prueba toda nuestra capacidad y sabiduría para enfrentar el desafío de preservar la existencia humana en el planeta, obligándonos a compartir sin egoísmos, experiencias y avances científicos que nos permitan superar esta etapa con el menor costo de vidas posible.

La prueba es tan dura y trascendental, que no exageramos en asegurar que de nuestras acciones individuales dependerá el camino futuro por el cual transitará nuestra nación. Del comportamiento personal de cada uno de nosotros dependerá la vida de familias enteras, la de amigos, la de vecinos y de niños inocentes. Enfatizo que en nuestras manos está la vida de muchos compatriotas.

En pocas palabras, es fundamental que tengamos conciencia de que como individuos podemos evitar lágrimas y el sufrimiento de muchos panameños. Núcleos familiares de todas las provincias, sin ninguna clase de distinción social, que no podemos apreciar como simple estadística; son seres humanos con nombres, apellidos. Son padres, son hijos o nietos que hasta hace algunas horas no pensaban que el contagio, los síntomas o la muerte les podría llegar.

Confío en que prevalecerá la calidad humana que nos caracteriza como panameños; que sacaremos las fuerzas espirituales con que hemos enfrentado otras calamidades y robusteceremos la unidad nacional. No dudo que estaremos a la altura que el grave momento histórico nos exige y todos actuaremos con suprema responsabilidad e infinita solidaridad, acatando fielmente las instrucciones de las autoridades.

Por eso, un especial reconocimiento y respaldo al presidente Nito Cortizo y a su equipo de trabajo por el compromiso demostrado con nuestro Panamá.

Dejo constancia también, de mi infinito agradecimiento, a los que desde el primer día están arriesgando sus vidas para vencer esta crucial batalla.

Estoy convencido de que cualquier medida por dura que fuera, por más sacrificio que implique; será adoptada pensando en los beneficios del mañana.

Por todo lo anterior, hoy acudo ante ustedes en mi condición de ex presidente de la República, como padre y panameño a pedirles que mantengamos viva la confianza en el futuro y a reiterarles que juntos saldremos adelante. Por favor, quédate en casa.

Ex presidente de la República de Panamá.