17 de Sep de 2021

Avatar del Clarence C. King

Clarence C. King

Columnistas

Globalización, conspiración y fraude (II)

“Es difícil entender y explicar la locura que estamos viendo en ese país (EUA), pero es la verdad brutal de lo que ha evolucionado el Partido Demócrata después de la infiltración marxista”

Hoy, el credo izquierdista para imponer su agenda socialista es simplemente olvidar la ley, olvidar la justicia, olvidar la Constitución, la opinión pública, el proceso democrático y la verdad -van a imponer su agenda, y a atacar y acosar públicamente a quienes desafíen sus decisiones.

Lo que estamos presenciando en Estados Unidos es un experimento sociopolítico y económico, y los planes de las élites globalistas de izquierda para enmudecer, controlar y someter a una masa de gente a la que se les ha lavado el cerebro, y literalmente “igualar, diversificar y diluir” a las masas étnicas en las diversas sociedades para destruir la cohesión de los grupos ciudadanos mayoritarios que no controlan, al enviar y verter en sus sociedades y comunidades una cantidad desproporcionada de millones de invasores ilegales y refugiados pobres, analfabetos e ignorantes del tercer mundo, procedentes de los lugares más atrasados y pobres de América Latina, África del Norte y Oriente Medio, para así lograr bolsones de futuros votantes demócratas en esas comunidades.

Piensen en ese disparate izquierdista por un segundo, ¿cuál podría ser la razón, la mentalidad o el sentido detrás de la agenda de esas élites socialistas europeas y estadounidense y sus arquitectos sociales para destruir la fibra social de sus sociedades más avanzadas y civilizadas, al imponer y verter por la fuerza en sus condados, comunidades y vecindarios, especialmente de la clase media y los segmentos más ricos de la sociedad, millones de invasores ilegales, en cantidades tan obsesivamente desproporcionadas, de las áreas más atrasadas, retrógradas y empobrecidas del mundo?

¿Qué podemos esperar de una mezcla tan amorfa de personas que, en su mayoría, no quieren asimilarse a la cultura principal, como sucede con los grupos musulmanes que impusieron a Minnesota?

Ningún otro país racional y cuerdo en el mundo de hoy, más aún bajo los estragos de una pandemia y niveles excesivos de desempleo, se permitiría voluntariamente ser invadido por decenas de millones de ilegales, simplemente para apaciguar a los elementos socialistas minoritarios de su sociedad para el control político.

Es obvio que todo lo que toca la izquierda, sin excepción, lo arruina. Son una fuerza de caos. Lo que más les gustaría destruir es a Estados Unidos. ¿De qué otra manera podríamos explicar su afán de convertir en ciudadanos a decenas de millones de invasores ilegales y abrir las fronteras de Estados Unidos a cualquiera?

Es difícil entender y explicar la locura que estamos viendo en ese país, pero es la verdad brutal de lo que ha evolucionado el Partido Demócrata después de la infiltración marxista.

Planificador jubilado.