30 de Nov de 2021

Columnistas

De papeles en papeles

“El Gobierno de Cortizo (PRD), dice que actuará. ¿En verdad? […] esto rebota luego de la reciente visita de altos funcionarios del Gobierno yanqui a Panamá […]”

La estructura impositiva en Panamá es regresiva, eso significa que los que menos ingresos tenemos pagamos proporcionalmente más impuestos que los que más ingresos tienen; situación que se profundiza cuando el neoliberalismo sanciona cada vez más el consumo; sin embargo, el problema es más profundo que ello. En el 2016, frente a los llamados Papeles de Panamá, que desató a nivel mundial el escándalo de las actividades que realiza Mossack-Fonseca, se puso al descubierto lo que Frenadeso llevaba años denunciando; evasión de impuestos y negocios oscuros que imperan en el país con la complicidad de los Gobiernos.

El secreto de los paraísos fiscales nuevamente está al descubierto, esta vez con los “Pandora Papers”. Según la investigación realizada, se trata de millones de documentos filtrados, provenientes de 14 firmas proveedoras de servicios “offshore”, cuya finalidad es crear empresas ficticias y fideicomisos en paraísos fiscales. Del conjunto de las firmas, encabezan la lista dos con sede en Panamá (Trident y Algocal).

Mossack-Fonseca, en los “Panama Papers”, tuvo más archivos filtrados que Alcogal en “Pandora Papers”. Difícilmente será superado, porque los otros bufetes panameños que se dedican también a esto comenzaron a destruir y ocultar información a raíz del primer escándalo.

El escándalo revela a nivel local que, además de hacer fundaciones y sociedades anónimas para los ricos del país, connotados miembros de la partidocracia (tres expresidentes) aparecen en los Papeles, grandes bufetes de abogados también están involucrados. Hasta Augusto Pinochet, dictador chileno, aparece como cliente de estos bufetes de abogados. He aquí empresarios y políticos tradicionales, la mafiocracia en toda su extensión.

Tal como señaló Frenadeso, en el cao de los “Panama Papers” se trata de la creación de sociedades “offshore” para ocultar fortunas, dinero mal habido y negociados. Todas las actividades creadas a partir de la prostitución de nuestra zona de tránsito y de la plataforma transnacional de servicio erigida en la dictadura. Estas firmas, vale decir, controlan consulados y el servicio exterior, sea cual sea el Gobierno en el poder. Lo que sucede es que donde se evade, se roba y hay corrupción.

Se trata del entramado de un sistema corrupto (secreto a voces), que se desenmascara una vez más. Un sistema financiero, político y jurídico, una plataforma de servicios transnacionales, manejado por banqueros y bufetes de abogados de familias “prominentes” que, a costa del engaño y sacrificio del pueblo, se enriquecieron y enriquecen, sin importarles más que sus propios intereses.

Son estos sectores los que pretenden dar lecciones de democracia y honestidad y organizan las llamadas vigilias y cadenas blancas, presentándose como los más puros.

El Gobierno de Cortizo (PRD), dice que actuará. ¿En verdad? No olvidemos que esto rebota luego de la reciente visita de altos funcionarios del Gobierno yanqui a Panamá y del viaje a ese país del procurador, y otros altos funcionarios, incluido el propio Cortizo y la canciller.

El pueblo está claro que pasará lo mismo que con Mossack-Fonseca en el caso de los “Panama Papers”: nada, pues impera la impunidad, se favorecen los grandes intereses de quienes ostentan el poder económico, mismos que se sirven de estos mecanismos para embolsarse miles de millones de dólares. Están tan seguros de que la impunidad que reina en el país los hace intocables.

Que no nos vengan con su falso nacionalismo, como lo hicieron con los “Panama Papers”, cuando son ellos los responsables de haber enlodado el nombre de Panamá. Corresponde al pueblo y sus fuerzas unirnos para limpiarlo y luchar de una vez por todas contra esta podredumbre moral mediante una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes.

Secretario general de Conusi-Frenadeso.

***