• 05/10/2018 02:00

La tercera primavera de Macri en Nueva York

El periodista de Bloomberg le preguntó qué le tenía que decir a los hombres de negocios que vería en EE.UU. estos días

En mejor inglés (muy bueno por cierto) que Perón, Evita, Isabel, Menem, Duhalde, Néstor y Cristina, Mauricio Macri dijo palabras más, palabras menos, al periodista de Bloomberg (el canadiense Erik Schatzker) que lo entrevistó (después de tener un ‘tête à tête' en privado con Michael Bloomberg, exalcalde y dueño de la cadena internacional de noticias, desde Manhattan, el lunes 24/9, lo siguiente: Schatzker le preguntó, ¿cómo era ser presidente de su país?, a lo que él respondió: 'Ser buen presidente de Argentina es un trabajo muy difícil, sobre todo cuando todo cambia constantemente y tú controlas muy pocas cosas'. ‘Recibimos un país en ruina, pero nos enfrentamos con hidalguía a resolver sus problemas y lo estamos haciendo, las 8760 horas de cada año...'.

El periodista de Bloomberg le preguntó qué le tenía que decir a los hombres de negocios que vería en EE.UU. estos días, y Macri le respondió: ‘Deseo invitar a los inversionistas a que vengan a invertir en Argentina, porque con la tasa de cambio ahora mismo las inversiones son atractivas, ganamos una elección hace un año, que nos permitió desviarnos del sendero fatal que nos conducía hacía la Venezuela actual, iniciamos una limpieza, reestructuramos muchos problemas y dificultades heredadas del pasado. RESOLVIENDO EN SILENCIO EL TEMA DEL DEFAULT...

Después habló de las 7 pestes de Egipto sobre Argentina del 2015 al 2018 y de sus luchas cotidianas para lograr el apoyo solidario del Concierto de Naciones y por ende del FMI.

CON LA PRIMAVERA LLEGARÁ LA TRANQUILIDAD DESPUÉS DE LA CRUEL TURBULENCIA DE ESTE INVIERNO PASADO. Al parecer no es así, porque al mismo tiempo, los sindicatos, el populismo, las izquierdas estaban en las calles, aunque no con la misma intensidad que en el siglo pasado. Entonces, si no están mermando, al menos eran muy pocos. Ahora le toca a la argentina y el argentino que labura y no vive de la dádiva del contribuyente, defender lo que ya comenzó Cambiemos hará apenas 36 meses.

Y agregó Macri: LO MÁS IMPORTANTE DE ESTOS TRES AÑOS, ES QUE LOGRAMOS HACER TODOS ESOS AJUSTES, CAMBIOS, ETC., SIN CAMBIAR LAS REGLAS EXISTENTES DEL JUEGO CONSTITUCIONAL, como no fue en el pasado en Argentina. En suma, el hombre se va, pero seguirán las instituciones. Parece que se han roto todos los paradigmas de la vieja Argentina obsoleta, se ha iniciado la era de Cambiemos, por fin.

Y siguió insistiendo el presidente candidato: El FMI nos va a dar más dinero, porque las cosas van mejorando. Ahora necesitamos más confianza para los inversionistas y por eso negociamos un segundo acuerdo. Eso traerá más empleos y más crecimiento.

Sobre un cuestionamiento del periodista. Macri respondió que no hay que estar ansiosos sobre este segundo acuerdo con el FMI. En pocas semanas el mundo lo conocerá. Tengan confianza y esperanza. Todo va a salir muy bien. Argentina nunca estará en ‘default' de pagos, insistió contundentemente el mandatario austral.

También agregó: No habrá ni dolarización ni convertibilidad. Habrán políticas monetarias convenientes, claras y adaptadas a las necesidades propias de Argentina (eso parece que es lo ¿qué atrasa la firma del acuerdo?), allí fue muy enfático y contundente. Insistió en que ese apoyo del FMI ayudará a disminuir sustancialmente la inflación. Habrá seis meses más de recesión, o sea para la próxima primavera 2019 las cosas irán mejor, afirmó Macri. Para entonces espero estar corriendo y compitiendo en las próximas elecciones presidenciales de la Navidad del 2019, además aclaró que los pronósticos climáticos para el 2019, no muestran ni sequía ni inundaciones ni tampoco huracanes o tormentas. En verdad los años impares son los años de Macri, es por eso que le creemos, todo al pie de la letra. ‘Te bancamos Mauricio', dicen las redes sociales.

Al final, como en el poema ‘A Colón' de Rubén Darío, los argentinos, Macri y Cambiemos, estarán bailando la Carmañola en Córdoba, después de 48 meses de arduos combates contra los insurgentes de la Campora y sus pandillas populistas con muy malos prontuarios. Si Macri se reelige, entonces podemos empezar a creer que la Argentina está cambiando después de más de 70 años de peronismo y populismo obsoleto.

EMPRESARIO

Lo Nuevo
comments powered by Disqus