Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Juan Carlos Más S.opinion@laestrella.com.pa

Opinión

Solidaridad internacional con Palestina

Las reiteradas advertencias acerca del papel provocador, belicista y desestabilizador contra todos los pueblos de la región ejercida por los sionistas tiene su comprobación en la terrible situación de inestabilidad regional

Después de más de 60 años de la reivindicación del pueblo palestino sobre su tierra, podemos comprobar que en el mundo un número siempre creciente de gobiernos, entidades públicas, privadas y empresas de toda índole se manifiestan abiertos al reconocimiento del Estado Palestino exteriorizando la esperanza de la cancelación de la injusta condición de opresión colonial, apartheid, confiscación de territorios y fuentes de aguas con fines de exterminio del pueblo palestino.

Esta política sionista pretende la conducción de las gentes palestinas hacia un estado de postración económica y social que preludie la desaparición física de este pueblo. Esta aspiración sionista no tiene otro nombre que el de genocidio y constituye un crimen de lesa humanidad que arropa con su responsabilidad tanto a los ciudadanos de ese país que pretenden hacer la vista gorda con respecto a los desmanes de su “establishment” y también esa responsabilidad se extiende a las gentes que colaboran desde otras partes del mundo y sobre todo desde los Estados Unidos con este experimento de “genocidio sin gases” elaborado por quienes deberían estar atentos a que no se repitan los execrables métodos nazis que horrorizaron al mundo

Podemos observar que el impacto del creciente rechazo mundial a estas prácticas ha despertado en el seno de quienes las defienden una movilización de cabildeo y presiones que evidencian el intento desesperado de los políticos pro sionistas de Estados Unidos y su colonia europea (entiéndase Inglaterra) de introducir palos en la rueda persiguiendo a las entidades que auspicien boicots a Israel.

Las reiteradas advertencias acerca del papel provocador, belicista y desestabilizador contra todos los pueblos de la región ejercida por los sionistas tiene su comprobación en la terrible situación de inestabilidad regional, en donde tras la fabricación de subversiones de carácter fundamentalista se evidencia en el papel de retaguardia real que asume Israel. En la Jornada Internacional de Solidaridad con Palestina expresamos nuestra convicción de que la victoria de la causa Palestina ha de expresarse en el reconocimiento de su propio Estado, con la retirada de las tropas sionistas ocupantes y con la desmilitarización efectiva de toda la región es la condición ineluctable para garantizar no solo el derecho palestino, sino la paz de toda la región y del mundo.