Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Gastronomía

Como en la cocina de casa

Ketel One Kitchen fue una velada en la que los asistentes aprendieron de manera sencilla a elaborar cocteles emblemáticos

¿Sabe usted preparar algún coctel? Debemos empezar diciéndole que no debe intimidarse con el trabajo que hacen los mixólogos de la talla Worldclass. Además de las elaboradas y estudiadas preparaciones que estos profesionales de la bebida hacen para nuestro deleite, también hay recetas de cocteles muy sencillas y fáciles de seguir. Este fue el primer mensaje que nos dejó el portugués Paulo Figueiredo embajador global Ketel One en la noche denominada Ketel One Kitchen que se llevó a cabo en la terraza del restaurante Cabana.

‘Llamamos a esta actividad Ketel One Kitchen, porque cuando la gente visita la destilería donde se elabora Ketel One, los invitamos a la cocina (claro que es una cocina industrial) a hacer su propio coctel. Y también porque la cocina es un lugar muy acogedor, donde todas las personas se reunen', afirma.

Entonces, ¿por qué no hacer una noche de ‘cocina' preparando cocteles con vodka?

Figueiredo decidió partir con uno de los cocteles más emblemáticos de todos los tiempos: el Bloody Mary.

‘El Bloody Mary está en auge desde hace unos años, también por la popularidad del brunch', comenta.

‘Me encanta el vodka en un martini, con vermut, o con distintos jugos, el vodka es una de las bebidas más versátiles'.

‘¿Por qué Bloody Mary? porque usualmente tenemos sus ingredientes en la cocina: sal, pimienta, salsa inglesa, el mismo tomate...', agrega.

Sin embargo, no a todo el mundo le gusta el jugo de tomate...', admite el embajador.

Por ello, la segunda parte de este experimento de cocina sería preparar una variación de este coctel respetando su estructura triangular: jugo-especias-vodka, pero utilizando sabores completamente distintos y que pueden acompañar también un delicioso brunch.

No se necesita un equipo profesional de coctelería, en la cocina hay elementos que se pueden utilizar para estas bebidas. Podemos utilizar cucharas para revolver, tenemos también tazas para medir. No se requiere de una coctelera pues se va a trabajar directo en el vaso. ‘Hemos simplificado los cocteles lo más posible, verán qué sencillo es', detalla Figueiredo.

BLOODY MARY

‘María sangrienta' puede que no sea un nombre muy atractivo para una bebida, pero no ha sido razón para que trascienda en el tiempo. Bloody Mary es el sobrenombre popular que los ingleses dieron a la reina María I de Inglaterra, María Tudor, por la dura represión de que hizo objeto a los protestantes en su intento de restaurar el catolicismo. Sin embargo no es ella quien da nombre al coctel. Más bien fue porque dos clientes del bar donde lo sirvieron por primera vez dijeron que el coctel les recordaba a una camarera de un bar de su ciudad llamado Bucket of Blood (cubo de sangre), a la que apodaban Bloody Mary.

El Bloody Mary es apreciado por los amantes del brunch, ya que se le atribuyen propiedades restaurativas para quienes sufren de resaca.

‘Al principio era solo vodka y jugo de tomate y poco a poco se le fue agregando, sal, pimienta, la salsa worcestershire (inglesa), hasta completarse la receta tradicional que tenemos el día de hoy', dice Figueiredo.

Empezamos con unas gotas de salsa Tabasco, 2 gotas para un resultado poco picante, 4 para un picante medio y 6 para muy picante.

Agregamos 1/2 onza de salsa inglesa, una pizca de sal y una de pimienta negra. Después servimos dos onzas de jugo de tomate y onza y media de Ketel One.

Se revuelve en contenido y se completa el vaso con hielo. Finalmente se decora con una rama de apio y un tomate cherry.

UN TWIST AL GUSTO

Manteniendo la misma estructura, vodka-jugo-especias, Figueiredo nos propone un coctel algo más dulce, con jugos de fruta y el toque especiado del jengibre.

Empezamos sirviendo 1/4 onza de sirope de jengibre, una pizca de canela y 1/2 onza de sirope de goma. Es el turno de los jugos: 2 onzas de jugo de naranja con zanahoria y una de jugo de pera. Finalmente, 1 1/2 onzas de vodka Ketel One.

Mezcle, complete el vaso con hielo y decore con una rodaja de naranja.

Si se siente creativo, no se limite. Figueiredo sugiere otra propuesta, esta vez con remolacha y chile ancho.

Y es que para el vodka no hay imprescindibles. ‘Me encanta en un martini, con vermut, o con distintos jugos, el vodka es una de las bebidas más versátiles', dice Figueiredo, quien se atreve además a establecer que con esta bebida ‘no hay ninguna restricción'.

Para el embajador global, el vodka, sobre todo de la calidad de Ketel One se puede mezclar con cualquier ingrediente, siempre y cuando sea natural.

‘Panamá tiene tantas frutas, hay mucho, está el agua de coco, la maracuyá, la piña, el tamarindo, todo funciona bien', asegura.

Por último, pedimos una propuesta que hable de sabores de Panamá y sugiere: ‘piña, hierbabuena, culantro, vinagre, sirope de agave, lo mezclas y tienes un muy buen coctel', concluye.