Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Gastronomía

Así evolucionó la cocina

En mi casa, la cocina es el lugar donde se reúne toda la familia. Mi abuela nos ha inculcado a todos el amor por la buena mesa

Antes del uso sistemático del fuego, lo que comemos estaba representado por alimentos crudos como vegetales, raíces y frutas. La dieta humana se encontraba claramente definida por alimentos crudos y fermentados que eran provistos por la naturaleza y que los primeros humanos solo tenían que recolectar.

Durante la evolución, hubo un gran cambio en la alimentación humana, desde que el fuego estuvo disponible. Los alimentos eran cocinados, a la parrilla y hervidos. Por primera vez en la historia, la comida era segura para su consumo y, por lo tanto, el uso de fuego fue el comienzo de la tecnología alimentaria moderna y el procesamiento de alimentos.

El control del fuego fue, en términos etnológicos, la transición de “naturaleza” a “cultura". Al mismo tiempo, la comida también era más fácil de digerir. La carne y sus proteínas fueron desnaturalizadas y las células vegetales duras estallaron para liberar micronutrientes.

La cocina, como espacio diferenciado, apareció en el siglo V a. C. con carácter religioso, ya que el lugar donde se cocinaban los alimentos era también utilizado como área de culto a los dioses del hogar.

Ya en la Edad Media, las cocinas de los castillos pasaron a ser un lugar importante donde había actividad diaria. Eran enormes salones con gigantescas chimeneas, en cada cocina se podía encontrar una o varias de ellas, y numeroso personal realizando todo tipo de tareas.

En el Renacimiento se perfeccionan tanto los equipos como la decoración. Las cocinas nobles europeas comienzan a ser muy lujosas. Ya en el siglo XX, gracias a los progresos técnicos, los conceptos de decoración y la aparición de las heladeras, la cocina se va integrando al resto de la casa.

Con la Revolución Industrial y los adelantos tecnológicos surge una inmensa cantidad de nuevos y revolucionarios utensilios: batidoras manuales, balanzas, escurridores, sartenes y ollas más livianas que van agilizando enormemente el trabajo.

En mi casa, la cocina es el lugar donde se reúne la familia. Es la esencia de aquellos momentos donde estamos todos juntos. Mi abuela nos ha inculcado a todos el amor por la gastronomía.

Crecí percibiendo diferentes aromas cada día, y con el pasar de los años me di cuenta de la influencia que tuvo mi abuela en la cocina panameña.

Mi abuela, Bertha de Peláez, es una amante de la cocina desde hace mucho tiempo. En 1973, con solo dos canales de televisión en Panamá, el programa de cocina de mi abuela era transmitido en el Canal 4 todos los días en la mañana, convirtiéndose en una referencia para las amas de casa panameñas.

Su programa de cocina fue transmitido por más de 23 años. Aún en la actualidad, la veo cocinando todos los días en su casa y es impactante ver a alguien con tanta pasión por lo que hace, durante tanto tiempo.

Voces nacientes del periodismo

'La Estrella de Panamá' abre sus páginas para que las plumas emergentes de la Academia Interamericana de Panamá compartan sus ideas, análisis y reflexiones con nuestros lectores. Tres estudiantes con diferentes visiones sobre asuntos locales e internacionales

Estudiante